Líderes del G20 prometen reforzar lucha antiterrorismo

Los líderes mundiales prometieron el lunes compartir más la información de inteligencia, cortar el financiamiento a los terroristas y fortalecer la seguridad en Europa mientras buscan mostrar decisión y unidad tras los ataques terroristas del Estado Islámico en París.

"Estamos de acuerdo en que el desafío no puede abordarse sólo con medios militares, sino con varias medidas", declaró la canciller alemana Angela Merkel.

El primer ministro británico David Cameron también anunció planes para organizar una conferencia de donantes en 2016 para recaudar fondos que ayuden a enfrentar la masiva llegada de refugiados que salen de Siria.

"Nada de esto es sustituto de la urgente necesidad de hallar una solución política que lleve la paz a Siria y permita que millones de personas regresen a casa", declaró Cameron.

Los líderes del G20, el grupo de las principales naciones industrializadas y en desarrollo, cerraron el lunes su cumbre de dos días en Antalya, Turquía, con el trasfondo de fuertes bombardeos franceses contra el bastión del Estado Islámico en Siria, una fuerte escalada del papel francés en la lucha contra el grupo extremista.

Numerosas reuniones sobre los siguientes pasos en Siria y la campaña del Estado Islámico se efectuaban al margen de la cumbre en Antalya.

El presidente Barack Obama se iba a reunir con líderes de Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia. El jefe de Estado francés Francois Hollande no asistió a la cumbre, optando por quedarse en su país para lidiar con la situación tras los ataques, pero el canciller Laurent Fabius planeaba asistir el encuentro con el mandatario estadounidense.

El presidente ruso Vladimir Putin, una figura clave para poner fin al conflicto en Siria, se reunió por separado con el primer ministro de Italia Matteo Renzi y el británico Cameron.

Putin y Cameron enfatizaron la necesidad de una acción conjunta antiterrorista ante la ola de ataques en París.

Rusia lanzó una campaña aérea en Siria hace mes y medio, con el Estado Islámico como principal blanco declarado. Estados Unidos y sus aliados, sin embargo, han acusado a Moscú se concentrarse en otros grupos rebeldes para fortalecer al gobierno del presidente sirio Bashar Assad, a quien Occidente considera la causa principal del conflicto y el principal obstáculo para la paz.

El domingo, Obama y Putin conversaron durante 35 minutos sobre las últimas iniciativas diplomáticas. El mandatario estadounidense resaltó "la importancia de la campaña militar de Rusia" contra el Estado Islámico, dijo la Casa Blanca en una declaración.

El asesor de política exterior de Putin, Yuri Ushakov, dijo que los dos líderes comparten "objetivos estratégicos" similares para derrotar al Estado Islámico, pero "persisten las diferencias tácticas".

___

Colaboraron Julie Pace y David Keyton en Antalya; Suzan Fraser en Ankara, Turquía, y David Rising en Berlín.

___

Vladimir Isachenkov está en Twitter como: http://twitter.com/visachenkov y Josh Lederman en: http://twitter.com/joshledermanAP