Presidente del COI confía en seguridad para Río 2016

El presidente del COI, Thomas Bach, expresó el domingo su confianza en la capacidad de las autoridades brasileñas para proteger los Juegos Olímpicos del próximo año en Río de Janeiro, luego de los ataques terroristas ocurridos en París.

Con los juegos a nueve meses de distancia, los ataques con bombas y armas en la capital francesa, que dejaron al menos 129 personas muertas y más de 350 heridas, incrementarán las preocupaciones sobre la seguridad de atletas y aficionados en los Olímpicos. El grupo extremista Estado Islámico reclamó la responsabilidad de los ataques del viernes.

"Tenemos confianza en las autoridades brasileñas y en la cooperación internacional de sus agencias de seguridad", declaró Bach en una entrevista telefónica con The Associated Press. "Estoy seguro que todos esos servicios internacionales harán todos sus esfuerzos para proteger los Juegos Olímpicos de ese tipo de ataques terroristas".

La seguridad estará entre los asuntos a discutir cuando los funcionarios del COI viajen a Río en los próximos días para su última "revisión del proyecto" de los preparativos olímpicos, agregó Bach. Los juegos, los primeros en Sudamérica, comienzan el 5 de agosto.

"El COI no es una agencia de seguridad", comentó Bach. "Esa es una función de la policía y las fuerzas de seguridad del país anfitrión en cooperación con los servicios internacionales".

La seguridad ha sido la máxima prioridad para el Comité Olímpico Internacional desde los Olímpicos de Múnich 1972, donde 11 atletas y entrenadores israelíes murieron luego de que palestinos armados irrumpieron en la villa olímpica.

Los ataques en París llegan en un momento en el que la capital francesa se está postulando para ser la sede de los Olímpicos de 2024. París, la cual albergó la máxima competencia en 1924, compite con Roma, Los Ángeles, Hamburgo y Budapest. El COI seleccionará a la ciudad sede en septiembre de 2017.

Bach dijo que los ataques no deberían dañar la candidatura de París.

"Tenemos que considerar que estamos hablando de los Juegos Olímpicos que serán dentro de nueve años", afirmó. "El terrorismo es internacional, no está restringido a París o Francia, es un desafío internacional. El terrorismo tampoco está restringido a los eventos deportivos. Pudimos ver tristemente en París que afectó todo tipo de congragaciones".

La sangrienta noche del viernes comenzó cuando dos explosiones ocurrieron fuera del Stade de France durante el partido amistoso de futbol entre Francia y Alemania. Cuatro personas, incluidas tres bombarderos suicidas, murieron en esos ataques.

El Stade de France serviría como estadio olímpico si parís gana el derecho a albergar los juegos de 2024.

"En nueve años espero que el mundo lucirá diferente, que los responsables políticos tendrán una respuesta para el terrorismo", concluyó Bach.