Rubio, en duda para partido contra Memphis por lesión

Luego que Ricky Rubio se perdió buena parte de la pasada temporada por una severa lesión en el tobillo, los Timberwolves de Minnesota sabían que el base español iba a ser susceptible a molestias musculares en su regreso.

Pero ello no facilita las cosas ahora que los problemas físicos se han hecho realidad.

Rubio es duda para el partido del domingo contra los Grizzlies de Memphis con una leve molestia en la corva izquierda, la que le ha impedido jugar en tres partidos. Rubio también se perdió algo de la pretemporada por un dolor en el cuádricep.

El astro de Oklahoma City Kevin Durant pasa por lo mismo, al reaparecer tras una lesión del pie que requirió de tres cirugías. Durant también sufrió una dolencia en la corva izquierda la semana pasada. El Thunder indicó que se perderá alrededor de una semana.

Los Timberwolves no precisaron cuándo Rubio podrá volver a jugar, pero señalaron que serán cautelosos con el armador en el comienzo de la campaña. Rubio se sometió a una resonancia magnética la semana pasada, sin que se encontrada nada grave, y los Timberwolves quieren asegurarse que se recupere plenamente para que pueda volver a jugar.

Rubio apenas disputó 22 partidos la pasada temporada debido a la lesión en el tobillo.

El español es tal vez el jugador más importante del equipo. La marca de los Timberwolves es de 4-2 cuando juega y de 0-3 sin él. Fundamental en ambos extremos de la cancha, Rubio promedia 13 puntos y 9 asistencias.

Zach LaVine, quien cumple su segundo año en la liga, es el reemplazante de Rubio en la tarea de armador, pero Minnesota realmente echa de menos la habilidad del español para conducir los hilos de la ofensiva y su impacto cuando defiende.