Uruguay: Taxistas impiden curso de choferes de Uber

Decenas de taxistas irrumpieron el viernes en un hotel donde la aplicación Uber intentaba dictar su primer curso para capacitar choferes en Uruguay.

"Teníamos dos cursos programados. El primero lo pudimos hacer con seis o siete personas, porque mucha gente que estaba anotada no pudo llegar al hotel por la manifestación. Y teníamos otro curso de tarde al que no vino nadie, porque era imposible llegar al hotel", dijo a The Associated Press un vocero de la empresa que pidió no ser identificado por su nombre. "Lo importante es que la empresa no suspendió la actividad", agregó.

En la puerta del hotel y sus adyacencias, en pleno centro de Montevideo, decenas de taxis cortaban el tránsito.

Los manifestantes pertenecen a la Gremial Única del Taxi, que reúne a los propietarios de automóviles de alquiler. La radio Océano FM informó que esa institución registró como propios la marca y el logo de Uber en Uruguay. El sindicato que reúne a los choferes dijo compartir la posición de los patrones.

"Estamos muy preocupados por el brutal avance de la desregulación que significa Uber. Nosotros queremos más regulación y esto es un retroceso gigantesco. Es competencia desleal. Nunca coincidimos en nada con los patrones, pero en esto sí", dijo a AP el dirigente sindical Ernesto Barrios.

La protesta se sumó a una andanada de pronunciamientos contra Uber ocurridos en los últimos días luego de que la aplicación diera un primer paso tendiente a instalarse en Uruguay.

Mientras el público festejó en las redes sociales la llegada de este sistema que permite contratar servicios de transporte a través del teléfono celular, empresarios, sindicalistas y autoridades se mostraron críticos.

Los conductores que presten sus automóviles para transportar personas a través de Uber cometerán la misma infracción que quienes hoy tienen "taxis truchos (ilegales)", una situación que "se fiscaliza y se sanciona con multas, llegando hasta el retiro de las matrículas de los vehículos", dijo Marcelo Metediera, director de Tránsito y Transporte de la Intendencia de Canelones, el segundo municipio en importancia del país.

Su colega de Montevideo Beatriz Tabacco calificó de "ilegal" al sistema.

El 29 de octubre, a través de su cuenta en Twitter, Uber convocó a uruguayos interesados en registrarse como conductores y trabajar para esa plataforma. Uber permite que los interesados en movilizarse contacten mediante su teléfono a un chofer dispuesto a llevarlo, evitando el sistema tradicional de transporte.

Unos 3.000 uruguayos se mostraron interesados en ser choferes del sistema, dijeron voceros de Uber.

La compañía tiene sede en San Francisco y ha enfrentado críticas, protestas y prohibiciones en otros sitios donde ha pretendido instalarse. Según la cuenta en Twitter abierta para su operativa en Uruguay, Uber trabaja en 342 ciudades de 61 países.