Cameron: no está claro si ataque EEUU mató a "Yihadi John"

Las autoridades no saben con certeza si un ataque de dron estadounidense mató a Mohamed Emwazi, el miliciano enmascarado conocido como "Yihadi John" y que aparece en videos del grupo Estado Islámico en el que eran decapitados varios rehenes, según dijo el viernes el primer ministro británico, David Cameron.

Un dron estadounidense atacó en Raqa a un vehículo en Siria en el que se creía viajaba Emwazi, según indicó antes en un comunicado el secretario de prensa del Pentágono Peter Cook.

Cameron dijo el viernes que el ataque había sido una operación conjunta, y que agencias británicas de espionaje trabajaban sin descanso para encontrar al miliciano de acento británico, al que describió como "principal ejecutor" del grupo armado.

El ataque estadounidense fue "un acto de autodefensa", afirmó, y era lo correcto.

Cameron dijo que atacar a Emwazi era un "golpe al corazón" del grupo Estado Islámico.

Un exrehén ha descrito a Emwazi, que se cree está a mediados de la veintena, como un psicópata sanguinario que disfrutaba amenazando a los rehenes occidentales. El periodista español Javier Espinosa, que estuvo retenido en Siria durante más de seis meses tras su secuestro en septiembre de 2013, dijo que Emwazi explicaba con precisión cómo organizaban los milicianos una decapitación.

Las personas retenidas por tres captores que hablaban con acento británico les apodaron "los Beatles", y "Yihadi John" hacía referencia al miembro de los Beatles John Lennon, explicó Espinosa al recordar sus meses como uno de los más de 20 prisioneros.

Algunos de los que murieron decapitados por milicianos del grupo EI, en ejecuciones recogidas en videos subidos a internet desde agosto de 2014, fueron los periodistas estadounidenses Steven Sotloff y James Foley, el cooperante estadounidense Abdul-Rahman Kassig, los cooperantes británicos David Haines y Alan Henning, y el periodista japonés Kenji Goto.

En los videos, una persona alta, enmascara y vestida de negro que habla con acento británico solía comenzar las macabras grabaciones ofreciendo un discurso político con un rehén arrodillado a sus pies, y terminarlas sosteniendo un enorme cuchillo en la mano y con la víctima decapitada tirada sobre la arena.

Emwazi fue identificado como "Yihadi John" el pasado febrero, aunque un abogado que en el pasado representó al padre de Emwazi dijo a la prensa que no había pruebas que respaldaran esa acusación. Expertos y otras personas confirmaron después su identidad.