Crean supervisores de plan de túnel bajo el río Hudson

Funcionarios de los estados de Nueva York y Nueva Jersey anunciaron el jueves un acuerdo para crear una corporación que supervise la construcción de un túnel ferroviario bajo el río Hudson, un proyecto que es parte de una iniciativa cuyo costo podría rebasar los 20.000 millones de dólares.

Funcionarios federales y estatales agregaron que la nueva entidad formará parte de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. La Gateway Development Corporation coordinará el proyecto y será controlada por una junta de cuatro miembros, con representantes de los dos estados, la empresa ferroviaria Amtrak y el Departamento de Transporte de Estados Unidos.

Las autoridades federales y Amtrak dijeron que serán responsables de financiar la mitad del proyecto.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo y su homólogo de Nueva Jersey Chris Christie enviaron en septiembre una carta al secretario de Transporte Anthony Foxx, en la que ofrecieron el compromiso de sus estados si el gobierno federal se encargaba de la mitad de los costos. Los senadores demócratas Cory Booker, de Nueva Jersey y Chuck Schumer, de Nueva York, han estado trabajando con Foxx y se sumaron al anuncio del jueves.

Schumer había sugerido en agosto establecer una corporación para el proyecto.

La junta estará formada por un miembro de la Autoridad Portuaria por cada estado, un representante de Amtrak y uno del Departamento de Transporte.

La Autoridad Portuaria proveerá el personal principal de soporte para la corporación, así como locales para las oficinas y soporte logístico, administrativo y tecnológico.

El anuncio del jueves representa un avance significativo del proyecto, que es considerado crítico para el área de Nueva York y para el corredor entre Washington y Boston, una región que genera 20% del Producto Interno Bruto del país.

El túnel actual bajo el Hudson, construido hace más de un siglo, opera ya a plena capacidad y es fuente de retrasos constantes. Además, funcionarios de Amtrak dijeron el año pasado que los dos tubos del túnel tendrán que ser retirados de servicio para reparar los daños causados por la tormenta Sandy en 2012.

El nuevo túnel es parte del programa Gateway de Amtrak, desarrollado luego que Christie bloqueara un proyecto previo en 2010 con argumentos de costos excesivos para el estado.