El Parlamento catalán rechaza a Mas por segunda ocasión

El líder de una alianza catalana separatista que promete romper con España a mediados de 2017 fracasó el jueves nuevamente en la búsqueda del respaldo de legisladores regionales para su reelección como presidente, lo que representa un contratiempo para el esfuerzo de independencia de la región económicamente poderosa.

La candidatura de Artur Mas fue rechazada por votación de 73-62 en el Parlamento catalán, y sólo obtuvo sufragios de su alianza "Juntos por el sí". El martes perdió una votación previa por margen similar.

Al carecer de una mayoría en el Parlamento de 135 escaños, Mas había estado dependiendo del apoyo del grupo de ultraizquierda CUP, el cual está a favor de la secesión y cuenta con 10 escaños. Pero el CUP se ha negado a apoyar a Mas como presidente regional debido a sus políticas de austeridad en años recientes y los vínculos de su partido a escándalos de corrupción.

El Parlamento tiene hasta el 10 de enero para elegir un líder y formar un gobierno, o debe convocar a nuevas elecciones.

El rechazo del CUP ocurrió a pasar de que unió fuerzas el lunes con la alianza de Mas para aprobar una resolución que anuncia un plan de acción hacia la independencia. Pero esa resolución necesita que exista un gobierno para que se actúe sobre ella.

El Tribunal Constitucional español ordenó el miércoles la suspensión temporal de la resolución catalana de secesión y advirtió a Mas y sus aliados que podrían exponerse a cargos penales si desafían su decisión.

Pero el partido de Mas dijo que planea seguir con el proceso, al argumentar que tiene un mandato del Parlamento para hacerlo.

La resolución autoriza a la cámara del gobierno entrante a comenzar a trabajar sobre una Constitución catalana y a establecer sistemas de seguridad y recaudación de impuestos. Además exime al gobierno regional de estar obligado a tener en cuenta a instituciones españolas, incluido el Tribunal Constitucional.

Las encuestas muestran que la mayoría de los catalanes apoya la realización de un referéndum sobre la independencia, pero están divididos con respecto a romper con España.

En la elección de septiembre, la alianza a favor de la independencia ganó 72 escaños, pero obtuvo sólo 48% del voto popular.

Cataluña, una región en el noreste con 7,5 millones de habitantes, representa casi la quinta parte del producto interno bruto de España.

____

Giles reportó desde Madrid.