Irak: Ofensiva curda corta ruta de suministro del grupo EI

Los combatientes curdos iraquíes respaldados por una campaña aérea estadounidense lanzaron un importante ataque el jueves para retomar la estratégica ciudad de Sinyar, que el grupo Estado Islámico tomó el año pasado en una ofensiva que hizo huir a decenas de miles de yazidíes y que dio pie a que Estados Unidos comenzara los bombardeos contra los extremistas.

Unas horas después de iniciada la operación, el Consejo Curdo de Seguridad Regional dijo que sus fuerzas habían tomado un tramo de la autopista 47, una de las líneas de suministro más activas del grupo EI, aislando por completo a Sinyar de los bastiones milicianos en Siria y el norte de Irak. Los combatientes curdos agregaron que también tomaron los pueblos de Gabarra, en el frente occidental, y Tel Shore, Fahdelya y Qen en el frente oriental.

Unos 7.500 combatientes peshmerga se acercaban a la localidad montañosa desde tres frentes, afirmó el consejo en un comunicado. Además de tomar la ciudad y la autopista, la Operación Sinyar Libre pretende establecer "una zona de seguridad significativa para proteger a la ciudad y sus habitantes de la artillería", añadió el comunicado.

En la madrugada del jueves se produjeron intensos disparos cuando los curdos comenzaron su aproximación entre ataques aéreos. Un equipo de The Associated Press vio una pequeña unidad estadounidense en la cima de una colina junto al frente, pidiendo y confirmando los ataques aéreos.

La coalición que lidera Washington afirmó que se habían producido 24 ataques aéreos en el último día, golpeando nueve unidades tácticas milicianas, nueve zonas de montaje y destruyendo 27 posiciones de combate, entre otros objetivos. Los aviones de la coalición han llevado a cabo más de 250 ataques aéreos durante el mes pasado en todo el norte de Irak.

Las tropas de los Peshmerga "mantienen su posición, esperan refuerzos y más ataques aéreos para que puedan avanzar hacia el centro de la ciudad. Los ataques aéreos han sido muy importantes para que la operación llegue al punto en el que está ahora", afirmó el mayor general Seme Busal, comandante de uno de los frentes.

El grupo Estado Islámico tomó Sinyar en agosto de 2014, poco después de que los extremistas se apoderaron de la segunda ciudad más grande de Irak, Mosul, y bombardearon el norte de Irak.

El principal objetivo de la operación es cortar por completo una de las líneas de suministro más activas del grupo EI, la autopista 47, que pasa por Sinyar y conecta de forma indirecta los dos mayores bastiones del grupo armado: Raqa, en Siria, y Mosul, en el norte de Irak. Se trata de una ruta clave de bienes, armas y combatientes. Los combatientes curdos, apoyados por la coalición que lidera Estados Unidos, trabajan ahora a ambos lados de la frontera para recuperar partes de ese pasillo.

"Mediante el control de la autopista 47, que es utilizada por 'Daesh' para el transporte de armas, combatientes, petróleo ilícito y otras materias primas que financian sus operaciones, la coalición tiene la intención de aumentar la presión... y aislar sus componentes entre sí", dijo el jueves un comunicado de la coalición. Daesh es el acrónimo en árabe del grupo EI.

___

La periodista de The Associated Press Vivian Salama en Bagdad contribuyó para este despacho