Líderes árabes y sudamericanos hablan de apoyo a palestinos

Líderes árabes y de Latinoamérica encontraron un interés común en el apoyo a palestinos durante una cumbre cuyo objetivo es fortalecer lazos entre ambas regiones.

El presidente de Venezuela y el monarca de Arabia Saudí hicieron mención específica de la causa palestina en sus comentarios públicos. En la declaración final de la cumbre el miércoles hicieron un llamado para crear un Estado palestino en toda Cisjordania y Gaza, con su capital en Jerusalén.

Las naciones latinoamericanas han sido algunas de las críticas más elocuentes de las políticas de Israel en territorios palestinos, y varias de ellas convocaron a su embajador para consultas para protestar contra las acciones israelíes en la guerra de Gaza el año pasado. Venezuela está entre un puñado de países sudamericanos que rompieron relaciones con Israel en el pasado por acciones en Gaza.

El presidente venezolano Nicolás Maduro siguió los pasos de su predecesor, Hugo Chávez, propugnando por un Estado palestino como parte de una batalla más grande contra un percibido imperialismo de Occidente.

El rey saudí Salman inauguró la cumbre de dos días elogiando a las naciones latinoamericanas por sus posturas en materia de política exterior, particularmente en lo que respecta a los palestinos.

Esta es la cuarta cumbre árabe-sudamericana que reúne a dirigentes de Estado de la Liga Árabe de 22 naciones y 12 países de Sudamérica. Notable fue la ausencia de funcionarios de Siria, nación que fue suspendida de la Liga Árabe después de la insurrección que vive desde 2011.

Arabia Saudí, anfitrión de la cumbre de este año, respalda a los rebeldes que buscan derrocar al presidente sirio Bashar Assad. La declaración final de la cumbre afirma la necesidad de una solución pacífica a ese conflicto.

Hace además un llamado a una solución al impase en Yemen, donde una coalición encabezada por Arabia Saudí se alió con el gobierno reconocido internacionalmente para combatir a los rebeldes hutíes apoyados por Irán, rival regional de Riad.

La cumbre es vista como una oportunidad para que los dirigentes se reúnan cara a cara y mejoren lazos comerciales y económicos. El secretario general de la Liga Árabe Nabil Elaraby dijo que los líderes planean aumentar los vuelos entre Medio Oriente y Sudamérica.

La cumbre inició en Brasil en 2005, seguida de reuniones en Catar y Perú. La próxima cumbre está agendada para 2018 en Venezuela.

Otras naciones latinoamericanas que participaron en la cumbre son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guayana, Paraguay, Perú, Uruguay y Surinam.

___

Batrawy reportó desde Dubai, Emiratos Árabes Unidos