Rowlands celebra 6 décadas en el cine con Oscar honorario

Gena Rowlands, quien ha sido actriz por más de 60 años, aceptará el sábado por primera vez un Premio de la Academia.

La artista de 85 años, quien fue dos veces nominada al Oscar como mejor actriz, recibirá una estatuilla honoraria en la séptima entrega anual de los Premios de los Gobernadores de la academia.

Rowlands hizo 10 películas con su esposo, el difunto director John Cassavetes, incluyendo las dos por las que fue postulada: "Una mujer bajo la influencia" de 1974 y "Gloria" de 1980. Conquistó a una nueva generación de seguidores con su actuación en "The Notebook" ("Diario de una pasión") de 2004. Rowlands continúa trabajando: el año pasado protagonizó con Cheyenne Jackson "Six Dance Lessons in Six Weeks".

La actriz conversó por teléfono con The Associated Press sobre su carrera. A continuación extractos de la entrevista.

AP: ¿Cuál ha sido su película más difícil?

Rowlands: Creo que quizás "Una mujer bajo la influencia", porque el personaje en sí era complicado. Mentalmente no era como la mayoría de las personas, y aun así tenía una gran capacidad para amar. Amaba a su esposo y a sus hijos obsesivamente y dejaba afuera a todos los demás. Era complicado ir de un lado para otro, porque pasó por una terrible crisis nerviosa. Fue una mujer muy interesante que estudiar.

AP: ¿Hizo alguna película que hoy le parezca difícil de ver, ya sea por el contenido o por motivos emocionales?

Rowlands: Bueno, sabes que sólo veo las películas que hago una vez para ver cómo quedaron en conjunto, pero después de eso no las vuelvo a ver. Mucha gente con la que he trabajado ha desaparecido y eso a veces me entristece, realmente no tengo necesidad de verlas. Las hice, están en filme y hasta ahí.

AP: ¿Qué cambios en Hollywood la han sorprendido más?

Rowlands: En realidad nada me sorprende en Hollywood. ¡Tienen nuevas sorpresas casi todos los días! Encuentro que el tema que es popular cambia cada 10 años. Por ejemplo, ahora todo es muy técnico y dirigido a gente muy joven, y tienen a "El Hombre Hormiga" y Marte y zombis y cosas así, y parecen hacerlo muy bien.

AP: Hizo algunos de sus mejores papeles más tarde en su carrera. ¿Es esto una cuestión de paciencia?

Rowlands: Creo que quizás es suerte, no lo sé. El hecho de que mi esposo en aquel entonces, John Cassavetes, tenía un particular interés compasivo por las mujeres y sus problemas en la sociedad, cómo eran tratadas y cómo resolvían y superaban lo que necesitaban, hizo que todas sus películas tuvieran algunas mujeres interesantes, no se necesitan muchas.

AP: ¿Cuál es la experiencia cinematográfica que le gustaría olvidar o haber hecho de otro modo?

Rowlands: Si hay algo que me gustaría olvidar, pues lo olvido.

AP: ¿Su experiencia más emocionante en Hollywood?

Rowlands: Creo que cuando trabajé con Bette Davis, que es mi actriz favorita de todos los tiempos. Fue tan maravillosa, tanto como persona como en la película. Tenía un gran sentido del humor y opiniones muy fuertes que no tenía problema de compartir. Simplemente era una mujer muy, muy interesante.

(Rowlands cuenta de cuando trabajó con Davis en la película para TV de 1979 "Strangers: The Story of a Mother and Daughter". Tras ver las escenas que filmaron el día previo, Davis le preguntó si pensaba que el color estaba mal, si sus labios se veían anaranjados).

Rowlands: Le dije, "De hecho, en realidad no los vi, supongo que no estaba prestando tanta atención". Y me dijo "Ah, ¿no estabas? Bueno, déjame decirte una cosa: ¡será mejor que comiences a prestar estricta atención porque tú tampoco eres una jovencita!".

___

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy .