Ecuador apuesta a la velocidad, Uruguay a la estrategia

El equipo ecuatoriano está dispuesto a mostrar un fútbol de toque rápido y presión a su rival cuando enfrente a Uruguay el jueves por eliminatorias, mientras que los visitantes apostarán por una estrategia que ya le ha dado frutos -- controlar el juego en el medio campo y salir en veloces contragolpes liderados por Edinson Cavani.

Este cotejo entre tiene especial interés para ambos conjuntos que con seis unidades, junto con Chile, lideran la tabla de posiciones luego de ganar las dos primeras fechas.

El técnico del combinado ecuatoriano ha tenido que afrontar un verdadero rompecabezas en la línea de volantes, con las lesiones de cuatro jugadores en una semana: el emblemático Antonio Valencia, del Manchester United; Renato Ibarra, del Vitesse, de Holanda; Enner Valencia, del South Hampton, de Inglaterra; y Michael Arroyo, del América, de México.

Entre los eventuales reemplazantes están Jhonatan González y Jaime Ayoví, de los que se esperan que engranen en el juego vertical, rápido y de permanente presión al rival que ahora practica a Ecuador.

El defensa ecuatoriano Frickson Erazo, aseguró que "será un juego muy disputado y peleado en la bola aérea, porque tienen jugadores rápidos arriba y de individualidad técnica importante... va a ser un lindo reto para nosotros en la parte defensiva, ya que cuentan con un delantero como Cavani".

El volante Christian Noboa, del Rostov de Rusia, señaló que "tenemos que pensar que es una final".

Para colmo, en los últimos días, en un accidente en el sitio de concentración, el defensa Juan Carlos Paredes sufrió un corte en la cabeza, aunque aquello no debería impedir su participación en el cotejo ante los uruguayos, previsto para las 4 pm (2100 GMT) en el estadio Atahualpa.

De su lado, los uruguayos se encuentran en la ciudad portuaria de Guayaquil, casi a nivel del mar, para evitar los efectos de la altura de Quito, 2.850 metros, y recién desde el martes cuentan con toda la plantilla de jugadores.

"Soy mus consciente que vamos a enfrentar a un muy buen equipo, que además de sus virtudes aprovecha muy bien la circunstancia de jugar como local, no solo en este partido, sino en toda la eliminatoria anterior está invicto en Quito", comentó el técnico uruguayo Oscar Tabárez.

Añadió que buscará darle equilibrio a su selección "trabajando mucho para limitar al rival, tratar de crearle problemas, con el objetivo de traer puntos".

En ese esquema apuesta por Cavani y Abel Hernández, dos delanteros de peligro y que se conocen muy bien, desde que fueron compañeros en el equipo italiano Palermo, para buscar rápidas salidas contra el arco ecuatoriano.

La estrategia que le dio resultado a Uruguay en la altura de la Paz en la primera fecha de las eliminatorias fue controlar el medio campo con un equipo corto y salir en rápidos contragolpes que resultaron letales para los bolivianos, que terminaron perdiendo 2-0.