Bolivia y Venezuela chocan en La Paz urgidos de ganar

Venezuela y Bolivia perdieron sus dos primeros partidos, pero al menos uno sumará sus primeros puntos cuando choquen el jueves en La Paz por la tercera fecha de las eliminatorias mundialistas de Sudamérica.

Ninguno llega en las mejores condiciones. La Vinotinto sentirá las bajas por lesión del defensor Fernando Amorebieta, del mediocampista Juan Pablo Añor y está duda el portero Alain Baroja por molestias en la pierna derecha.

El técnico Noel Sanvicente jugará una arriesgada apuesta. Pondrá en la cancha a algunos debutantes juveniles porque reservó a jugadores clave para el choque con Ecuador en Venezuela la próxima semana.

Maurizio Lazzaro, asistente técnico de Sanvicente, dijo que las armas de Venezuela en los 3.600 metros de altitud de La Paz serán el control del balón y la contundencia en ataque.

"En la altura el balón toma más velocidad y Bolivia tratará de sacar ventaja", señaló.

Venezuela llegará el miércoles a Santa Cruz y subirá a La Paz dos horas antes del partido (20.00 GMT) para disminuir los efectos de la altura.

El entrenador boliviano, Julio César Baldivieso dijo en conferencia de prensa que en este partido Bolivia "se la juega".

Venezuela cayó 1-0 en su casa ante Paraguay y 3-1 ante Brasil en las dos primeras fechas.

Para Bolivia el partido se pinta complicado. Hace diez años que no gana en La Paz a la Vinotinto y viene de perder en su casa ante Uruguay y ante Ecuador en Quito.

Baldivieso ha renovado el equipo pero su joven escuadra no logró marcar ni un gol hasta ahora. No mostró efectividad en ataque y tiene problemas en la defensa. La altura ya no es una buena arma para los bolivianos.

"Va a haber cambios y esperamos que ayude a mejorar al equipo", agregó.

El delantero Rodrigo Ramallo trabaja contra reloj para recuperarse de una lesión. Juan Carlos Arce de Bolívar y Yasmany Duk podrían ser la dupla ofensiva.

"Tenemos la responsabilidad de ganar", dijo el volante Jaime Arrascaita. "Debemos marcar y luego atacar mucho porque debemos aprovechar la altura al máximo", señaló el defensor Diego Bejarano.

Baldivieso reforzará la zaga central para neutralizar el juego aéreo que fue el flanco débil ante Uruguay en La Paz.

El árbitro del encuentro será el peruano Víctor Carrillo.