Mueren dos jóvenes más por incendio en club en Rumania

Dos adolescentes rumanos que sufrieron quemaduras en el incendio de un club nocturno en Bucarest fallecieron en hospitales británicos, con lo que la cifra de muertos por la tragedia subió a 51.

Elena Beatrice Gagos confirmó la muerte de su amigo Vladut Roberto Andy el miércoles, cuando cumplía 19 años. El Centro St. Andrews para Quemaduras y Cirugía Plástica, en el hospital Broomfield, en Chelmsford, también confirmó su fallecimiento.

Por otro lado, la escuela secundaria A.D. Xenopol en la capital rumana dijo el miércoles en su página de Facebook que la estudiante Elena Nitu, de 18 años, pereció en un hospital de Liverpool la noche del martes.

Los dos jóvenes habían sido transportados por un avión de la OTAN a Gran Bretaña para recibir tratamiento especializado por las quemaduras sufridas en el incendio del 30 de octubre.

Alex Pascu, el bajista de la banda de heavy metal Goodbye to Gravity que estaba tocando cuando comenzó el incendio, también falleció el miércoles. El músico de 33 años fue transferido de un hospital de Bucarest a París ese día en un avión del Ministerio del Interior para que recibiera atención por sus quemaduras, pero falleció después de que la aeronave aterrizó.

El baterista y dos guitarristas de la banda murieron de sus lesiones. El único sobreviviente es el cantante Andrei Galut.

En un hecho por separado, el exalcalde del distrito de Bucarest donde estaba localizado el club nocturno Colectiv en un sótano, Cristian Popescu Piedone, fue liberado el miércoles junto con otras dos personas. El funcionario estaba bajo custodia con otros dos empleados del ayuntamiento por las acusaciones de abuso de autoridad y haber autorizado la operación del centro nocturno a pesar de que no contaba con la certificación de los bomberos.

Las autoridades dicen que 76 personas permanecen hospitalizadas en Bucarest tras el incendio, 24 de ellas en estado grave o crítico a causa de las quemaduras. Otras 29 víctimas están recibiendo tratamiento en hospitales del extranjero.

El fatal incendio en el Colectiv comenzó cuando efectos pirotécnicos de un concierto de heavy metal inflamaron decoraciones de poliespuma, por lo que el público entró en pánico y se lanzó hacia la única salida del local.