Presidente de Mianmar promete traspaso pacífico de poder

La transición de Mianmar a una democracia más amplia tras décadas de gobierno militar avanzó el miércoles cuando el partido de la líder opositora Aung San Suu Kyi continuó con su amplia victoria electoral y el gobierno prometió un traspaso pacífico del poder.

La Liga Nacional por la Democracia que dirige Suu Kyi dijo en un comunicado que había recibido un mensaje del ministro de Información, Ye Htut, en nombre del presidente Thein Sein en el que les felicitaba por liderar la carrera de escaños parlamentarios tras las elecciones del domingo.

El mensaje señaló que el gobierno buscaría un traspaso pacífico de poder "de acuerdo con el calendario legislado". No fue posible contactar en un primer momento con Ye Htut para obtener comentarios.

El mensaje ayuda a calmar el temor latente a que el ejército, que tiene una gran influencia sobre el partido gobernante, pudiera rechazar la victoria de la LND como hizo tras los comicios de 1990.

También implica que pronto Mianmar tendrá probablemente su primer gobierno en décadas que no esté controlado por el ejército. Aunque una victoria de esa magnitud garantiza que la Liga Nacional por la Democracia elegirá también al presidente, Suu Kyi no puede aspirar al puesto debido a una traba constitucional incluida por la junta militar cuando transfirió el poder en 2011 a un gobierno cuasi-civil.

Aun así, la opositora declaró hace poco que en la práctica sería la líder del país, actuando "por encima del presidente", si su partido formaba el próximo gobierno.

En una entrevista el martes con el canal singapurense News Asia, Suu Kyi reiteró ese plan.

"Tomo todas las decisiones porque soy la líder del partido ganador. Y el presidente será uno que escojamos sólo para cumplir los requisitos de la constitución", dijo. "Él (el presidente) tendrá que entender esto a la perfección, que no tendrá autoridad. Que actuará de acuerdo a las posiciones del partido".

El ejército, que tomó el poder en un golpe de estado en 1962 y suprimió de forma brutal los alzamientos prodemocráticos durante su régimen, dio paso en 2011 a un gobierno civil elegido de forma nominal, pero con límites.

El ejército colocó a oficiales retirados en el partido del gobierno para ocupar puestos del gabinete y se concedió poderes constitucionales como el control de ministerios importantes y un cuarto de los escaños en el Parlamento de dos cámaras y 664 miembros. En un estado de emergencia, un organismo dirigido por militares puede asumir papeles del estado. Otra cláusula impide a Suu Kyi ocupar la presidencia porque sus hijos tienen una ciudadanía extranjera.

Y si bien el pueblo de Mianmar votó de forma clara para sacar del gobierno al Partido Unión, Solidaridad y Desarrollo que apoya el ejército, está claro que eso no pondrá fin a la presencia militar en la política de este país del sureste asiático y la LND tendrá que convencer al ejército de que coopere.

La comisión electoral ha anunciado los ganadores de 151 escaños de la cámara baja, 135 de ellos obtenidos por la LND. Suu Kyi ganó el escaño de su circunscripción, Kawhmu, que forma parte del estado de Yangón. En la cámara alta, la Liga ha obtenido 29 de los 33 anunciados.

El cofundador de la LND Tin Oo dijo el martes a Associated Press que el partido estimaba haber logrado en torno al 80% de los votos, equiparando la abrumadora victoria de 1990 que anuló el ejército.

Si el partido logra una mayoría de dos tercios en los escaños en disputa --algo que parece probable-- obtendría control sobre los cargos ejecutivos según el complejo sistema de Mianmar de presidencia parlamentaria.

El ejército y los partidos más grandes de las dos cámaras nominarán cada uno a un candidato a presidente. Después del 31 de enero de 2015, los 664 legisladores votarán y el ganador se convertirá en presidente, mientras que los otros dos serán vicepresidentes.

___

Los periodistas de Associated Press Grant Peck en Yangón y Jocelyn Gecker en Bangkok contribuyeron a este despacho.

EL presidente había dicho antes el viernes que el gobierno había aceptado la propuesta de Aung San Suu Kyi, líder de la LND, de reunirse para abordar la reconciliación nacional. El encuentro se celebrará después de que la comisión electoral completara su tarea, indicó.