UE pide naciones africanas que acepten a repatriados

La Unión Europea presionó el miércoles a los líderes africanos para que reciban de regreso a miles de personas a las que no se les otorgará asilo, mientras una abrumada Eslovenia comenzó a construir una valla fronteriza de alambre de púas para mantener a raya a los migrantes, incrementando las tensiones con su vecina Croacia.

Suecia, que pasa apuros para manejar la afluencia también, anunció la introducción de controles fronterizos temporales, a partir del jueves.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones, casi 800.000 personas han ingresado a Europa por mar este año. La UE pronostica que tres millones más podrían llegar para 2017.

Los europeos dicen que la mayoría de los africanos están viniendo en busca de trabajo y deben ser enviados a casa, pero mucho llegan deliberadamente sin documentos y deben esperar meses antes de ser repatriados.

En una cumbre dirigida por la Unión Europea en Malta, los líderes africanos dijeron estar dispuestos a comprometerse "a cooperar con la UE sobre el retorno y admisión, en particular sobre la documentación de viaje", de acuerdo con el último borrador de un "Plan de Acción" en proceso de elaboración.

El presidente de Níger --una ruta de tránsito para los africanos que se dirigen a la anárquica Libia con la esperanza de cruzar el Mediterráneo hacia Europa-- fue cauteloso acerca de abrir las puertas para el regreso de la gente.

"Estamos abiertos a hablar sobre ello. Todo dependerá de las condiciones que se pongan en marcha para cuando lleguen", declaró el presidente Mahamadou Issoufou a los periodistas en la capital maltesa, Valletta, agregando que el mejor método de resolver la crisis migratoria europea es atacar las causas de raíz que obligan a la gente a emigrar en primer lugar.

"Podemos poner medidas de seguridad en marcha, pero el flujo seguirá siendo difícil de parar mientras no tomemos medidas para reducir la pobreza", afirmó.

La UE está trabajando de estrechamente con Níger para contener el flujo de migrantes hacia Libia y, en última instancia, a Europa. También está intentando sellar acuerdos con Marruecos, Túnez y Egipto. Uno fue firmado con Etiopía al comenzar la cumbre con dos días de duración.

La medida otorga a Etiopía --una importante plataforma para la gente que intenta alcanzar Europa-- acceso al dinero del "fondo fiduciario" de 1.800 millones de euros (1.900 millones de dólares).

Pero la titular de la Unión Africana expresó preocupación de que avanzar en los regresos demasiado rápido podría resultar en la construcción de centros de recepción donde la gente se quede hasta que pueda conseguir asilo o sea enviada a casa.

Tales instalaciones, "como sea que las llamemos, se convertirán en centros de detención de facto", declaró la presidenta de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini Zuma, quien advirtió que mujeres y niños estarían en peligro si son retenidos ahí, al tiempo que criticó a algunos países europeos que "han decidido erigir fortalezas" ante la migración.

___

Emric reportó desde Eslovenia. Frances D'Emilio en Valletta y Karl Ritter en Estocolmo contribuyeron a este despacho.