Venezuela: Polar denuncia discriminación del gobierno

Empresas Polar, la mayor productora de alimentos procesados de Venezuela, denunció el martes que la producción local de avena Quaker está en riesgo por el retraso injustificado en los trámites de importación de materia prima.

Quaker es parte del portafolio de marcas de PepsiCo, entre las que se incluye Frito-Lay y Gatorade. Pepsi Cola de Venezuela es controlada por Polar.

En un comunicado divulgado el martes esa firma privada denunció que la disponibilidad de avena Quaker "está en riesgo, debido a la discriminación por el retraso injustificado en los trámites de importación de materia prima", por más de un año, según adujo.

Empresas Polar destacó que la avena en grano "por razones climáticas no se produce en Venezuela, lo que hace necesaria su importación. Sin embargo en la actualidad somos la única empresa del sector que no está recibiendo a tiempo los permisos necesarios para importar".

"Esto, aunado a la falta de liquidez de divisas a los proveedores internacionales, nos ha obligado a suspender operaciones por falta de materia prima en tres oportunidades en el 2015, siendo la única procesadora de avena del país que se ha visto está situación", agregó el escrito. Quaker ha llegado a representar alrededor de dos tercios de este mercado.

El presidente ejecutivo de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, repetidamente ha denunciado que existe una campaña de acoso permanente de las autoridades a esa firma.

"Durante los últimos años Empresas Polar ha sido objeto de acoso permanente y creciente por parte de las autoridades", dijo Mendoza en octubre pasado, poco después que el presidente Nicolás Maduro lo acusó de librar junto con otros empresarios una "guerra económica" a través del desabastecimiento de alimentos y el almacenamiento irregular, para desestabilizar su gobierno.

En respuesta a las acusaciones, Mendoza denunció que sus empresas han "recibido más de 500 inspecciones de organismos y hemos sido sometidos a una feroz campaña de desprecio desde los medios de comunicación del Estado. Ante todos estos ataques, siempre hemos respondido con más trabajo".

La economía venezolana -- que entró el año pasado en recesión y registró al cierre del tercer trimestre del 2014 una contracción de 2,3% en el Producto Interno Bruto- ha registrado en los últimos nueve años una de las mayores tasas inflacionarias de la región a pesar de tener control de precios y cambio desde 2003.

Los analistas asocian los severos problemas de inflación y la escasez de alimentos, entre otros productos básicos, con el agotamiento del modelo de controles y a un crecimiento del gasto público que ha llevado el dinero circulante en la economía a niveles nunca vistos. Pese a que las autoridades tienen casi un año sin publicar el índice inflacionario, algunos analistas han estimado que al cierre del 2015 la inflación superará los tres dígitos.

"Nos preocupa está evidente discriminación que coloca a la empresa en una situación de desventaja y atenta en contra del normal abastecimiento de este rubro alimenticio", resaltó Polar en alusión a los severos problemas de desabastecimiento de algunos alimentos y productos básicos que enfrenta el país.

Empresas Polar es el mayor grupo económico privado del país, el cual genera unos 30.000 empleos directos y 180.000 indirectos. El grupo posee 17 centros de producción en Venezuela y tres plantas en Colombia.