El público también busca diversidad en el cine

"Spectre", la 24a película de James Bond en 53 años, recién se estrenó con la segunda mejor recaudación en Estados Unidos para esta serie de películas. Pero desde hace meses, los seguidores de la saga se han preguntado quién será el próximo 007 pues Daniel Craig está al final de su participación después de cuatro filmes.

Una de las posibilidades más populares ha sido el actor británico de raza negra. Idris Elba, pero el creador de Bond, Anthony Horowitz, hizo que la expectativa y la diversión terminaran en pelea cuando comentó que el actor era "demasiado callejero" para ser considerado el agente 007.

Aunque Horowitz se disculpó rápidamente, muchos admiradores recurrieron a las redes sociales para expresar su opinión y no todos los apoyaron a Elba. Para algunos, eso significaba que James Bond debía seguir siendo blanco.

La controversia con Horowitz todavía reverbera, pues se trata de otro recordatorio de las actitudes que han prevalecido en las franquicias del cine: que los personajes ficticios que han sido interpretados por blancos deben seguir siendo blancos, aún si se reemplazan a sus actores o los textos que interpretan son adaptados.

"Creo que esto es un incidente que, en mi parecer, refleja lo que está mal en la industria, la situación en la que se encuentra la industria y el trabajo que necesita hacerse" para mejorarla, dijo Darnell Hunt, coautor del Reporte Sobre Diversidad de Hollywood 2015 y director del Centro de Estudios Afroestadounidenses Ralph J. Bunche de la Universidad de California en Los Ángeles, UCLA.

En una industria donde las minorías raciales todavía no están suficientemente representadas en la pantalla, a pesar de constituir el 40% de la población estadounidense y 51% del público frecuente en los cines, la resistencia a un elenco diverso parece equivocada.

"Esto es lo que tengo que decir: Cleopatra no se veía como Elizabeth Taylor. Fin de la discusión", dijo el director Spike Lee, cuando le preguntaron sobre el asunto.

No es la primera vez que los admiradores han apelado a la tradición de las películas para acabar con los esfuerzos por diversificar los elencos, ya sean estos reales o de conjeturas.

Cuando el afrodescendiente Michael B. Jordan fue elegido como Johnny Storm en la película "Fantastic Four", estrenada este verano, la reacción fue tan negativa que Jordan escribió un ensayo para la revista Entertainment Weekly sobre "terminar la división racial".

"Quizá, si yo pongo el ejemplo, Hollywood comenzará a considerar más gente de color para papeles importantes y quizá podemos llegar a gente que está encasillada con la idea de que (la película) 'tiene que ser fiel al cómic''', escribió.

Lo mismo ocurrió con la afrodescendiente Quvenzhané Wallis cuando la seleccionaron para "Anita la huerfanita". E incluso hubo quien criticó a "Los Juegos del Hambre" por seleccionar a la actriz Amanda Stenberg como Rue, aunque el libro la describe con la piel oscura.

En el lodoso terreno de las críticas en internet, en muchos casos el racismo es muy real. En otras ocasiones las reacciones son el único motivo por el que escuchamos sobre esta situación.

Un reporte en internet de la publicación Mashable descubrió que la ola de mensajes con el hashtag #BoycottStarWarsVII -- supuestamente en contra de la elección de John Boyega para representar a Stormtrooper -- no fue un movimiento real: el sólo 6% eran mensajes de los llamados trolls (o personas que se dedican a criticar destructivamente en la red) y 94% era la respuesta en contra de los trolls. Al final el hashtag se volvió tendencia nacional en Estados Unidos.

En cuanto al elenco de Bond, los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson dijeron que el 007 de Craig seguirá hasta el final y no permitieron que se mencionara a Elba -- o a nadie más.

Conocen la pasión por el 007, la cual se amplifica con el internet. Cuando eligieron a Craig, con su cabello rubio y sus ojos azules, también generó quejas en su momento.

"Los fans y el público toman a Bond de manera muy personal, al igual que nosotros", dijo Broccoli. "Hay mucho debate y eso nos parece maravilloso".

Pero reconocen que necesitan más diversidad en las películas de Bond y, en general, en todas las películas.

"Esto debería ser un tema de importancia", dijo Broccoli. "Definitivamente lo apoyamos... es muy importante tener diversidad y debemos impulsarlo en nuestras películas y en otras cintas".

Con "Skyfall" llegó la actriz de raza negra Naomie Harris en el papel de Moneypenny.

Umberto González, editor en jefe del sitio de internet HeroicHollywood.com, suele revisar las negociaciones sobre elencos y decisiones en la industria por este tema y señala que la elección de Samuel L. Jackson como Nick Fury en las películas de Marvel es un ejemplo perfecto de lo rápido que una elección así se puede volver no sólo aceptada, sino muy querida.

"Los grandes personajes trascienden la raza en mi opinión", dijo González.

Agregó que, a veces, son personas que trabajan en la industria quienes comienzan los rumores sobre los elencos poco convencionales, tan sólo para ver cuál será la reacción de los admiradores. Al respecto, existe un entusiasmo real para que haya más diversidad en papeles que históricamente han sido otorgados a blancos.

"Hay una desconexión entre el conocimiento convencional de Hollywood y lo que quiere la audiencia. Estados Unidos es un lugar muy diverso y se vuelve más diverso cada día", dijo Hunt. "Queremos sentir que están incluidos en el discurso, no es que sólo se quieran ver a ellos, pero quieren ver una imagen de Estados Unidos como se ve".

Aunque puede que no haya una correlación directa entre las campañas de internet y las decisiones sobre elencos, Hunt dijo que esto no es negativo.

"Cada que la gente le puede demostrar al poder en la industria que los admiradores piden más diversidad y una participación más diversa en la industria es algo bueno. Simplemente les recuerda lo que debería ser obvio", dijo Hunt.

En el mundo de los comics también hay cambios. Marvel ha cambiado dramáticamente la configuración racial de sus personajes clásicos: el Capitán América es negro, Thor es mujer, el nuevo Spider Man, Miles Morales, es negro y latino, y Hulk pronto será coreano. Todavía está por verse si estos cambios se reflejarán en las versiones en cine.

En televisión también hay progreso, en "Supergirl" Jimmy Olsen es intperpretado por Mechad Brooks.

"Las cosas están mejorando, pero no lo suficientemente rápido", dijo Hunt.

___

La reportera de The Associated Press Jocelyn Noveck contribuyó con este despacho desde Nueva York.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr