Estallido de presas en Brasil fue por negligencia

El estallido de dos presas en el sudeste de Brasil que engendró devastadores deslaves que causaron la muerte de cuatro personas y la desaparición de 22, fue provocado por negligencia y error humano, determinó el martes el fiscal a cargo de temas ambientales en el estado de Mina Gerais.

Carlos Eduardo Ferreira Pinto dijo el jueves que el estallido de las presas, hace una semana, en la mina de hierro de Samarco, que arrasó con una cercana aldea y contaminó una fuente de agua para cientos de miles de personas río abajo, "no fue un accidente".

"Lo que sucedió fue un error operativo y negligencia en la supervisión", le indicó Ferreira a la principal televisora de Brasil, Globo TV.

En un documento del 2013, Ferreira había indicado que la instalación de Samarco representaba un riesgo de desestabilización y erosión, y recomendó no renovar la licencia de la compañía para operar alrededor de la ciudad de Mariana, en donde sucedió el incidente. En ese momento, un regulador estatal decidió renovar la licencia. El lunes revirtió esa decisión y la licencia fue suspendida.

Samarco, una empresa conjunta entre la brasileña Vale y la australiana BHP Billiton, no respondió a la petición de The Associated Press para comentar al respecto. La compañía dijo que 85% de sus 3.000 empleados recibirían vacaciones pagadas a partir del martes. El 15% restante trabajaría para esclarecer el motivo de los estallidos, informó la compañía a través de un comunicado.

También el martes, el departamento de bomberos estatal redujo el número de desaparecidos a 22 cuando un residente fue descubierto albergado con parientes en una ciudad cercana.

La policía dijo que las 631 personas que perdieron su hogar en el pueblo Bento Rodrigues, el más afectado al ser arrasado por un lodo espeso, estaban siendo acomodadas en hoteles cercanos en Mariana.

La extensión del accidente aumentó cuando las aguas contaminadas por la arcilla roja alcanzaron el río Doce y el estado vecino de Espirito Santo.

El gobernador de Espirito Santo dijo en una conferencia de prensa que el servicio de agua estatal suspendería las operaciones de extracción en el río en los próximos días.