Cumbre de líderes árabes y latinoamericanos en Arabia Saudí

Jefes de Estado de Medio Oriente y Latinoamérica llegaron el martes a Arabia Saudí para asistir a una cumbre cuyo objetivo es reforzar los lazos comerciales y la coordinación política entre las dos regiones.

El rey Salman, quien recibió a varios dignatarios en el aeropuerto de la capital, Riad, abrió la cumbre con elogios hacia las naciones latinoamericanas por sus posturas en política exterior, particularmente con respecto a los palestinos. Los países de Latinoamérica reconocen el Estado palestino y muchos de ellos han condenado enérgicamente las acciones de Israel en territorios palestinos, incluyendo el bombardeo del año pasado en la Franja de Gaza.

Esta es la cuarta cumbre Árabe-Sudamericana que reúne a altos mandos de los 22 estados miembros de la Liga Árabe y 12 naciones de Sudamérica. Las reuniones, sostenidas cada tres años, comenzaron en Brasil en 2005, seguidas de cumbres en Catar y Perú.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon recalcó durante la cumbre que Latinoamérica tiene la mayor diáspora árabe en el mundo y que varios presidentes latinoamericanos tienen ascendencia árabe.

"Esta historia -- principalmente de armonía, integración y logros -- envía un poderoso mensaje en un momento en el que el mundo lidia con la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial", señaló.

El presidente de Egipto, Abdul Fatá El Sisi, dijo en sus declaraciones que el comercio entre ambas regiones alcanzó los 33.000 millones de dólares, comparado con tan solo 6.000 hace una década.

También habló sobre las revueltas en Medio Oriente, y comentó que amenazan con "desentrañar" naciones, familias y valores sociales que les permiten a las personas coexistir.

"La región árabe atestigua acontecimientos políticos nunca antes vistos", aseguró. "Sus líderes y las instituciones de la región están expuestos a amenazas reales".

"Grupos han intentado adoptar ideologías extremistas e imponer sus opiniones e ideas para cambiar la identidad de algunas naciones árabes, Egipto entre ellas", comentó El Sisi para luego elogiar a los egipcios por "rechazar esos intentos" y señalar que el país ahora transita por un nuevo sendero y está abierto a inversiones de América Latina para reconstruir su economía tras varios años de inestabilidad política.

Entre los jefes de Estado que acudieron a la cumbre están el presidente de Sudán, Omar Al-Bashir, el rey Abdullah de Jordania, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, el Emir de Catar, Tamin bin Hamad Al-Thani, y entre los representantes de Latinoamérica estuvieron el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Otras naciones latinoamericanas que participaron en la cumbre son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guyana, Paraguay, Perú, Uruguay y Surinam, el país más pequeño del continente.

___

Batrawy reportó desde Dubái, Emiratos Árabes Unidos.