EEUU: Autorizan volver a juzgar a reo de "Los 3 de Angola"

Louisiana puede mantener encarcelado al reo Albert Woodfox de "Los Tres de Angola" y seguir adelante con sus planes de enjuiciarlo una tercera vez por el homicidio de un guardia carcelario en 1972, falló el lunes una corte federal de apelaciones.

La decisión de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito por 2 votos a favor y uno en contra revierte una orden emitida en junio por el juez federal de distrito James Brady, en la cual se mandaba la liberación de Woodfox. Y el juez había prohibido llevar a cabo un tercer juicio, bajo el argumento de que el estado no podía enjuiciar al reo imparcialmente más de 40 años después del asesinato del guardia Brent Miller.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito no estuvo de acuerdo.

"La corte de distrito abusó de su discreción al prohibir un nuevo juicio y al otorgar un remedio extraordinario a un decreto judicial incondicional", escribió la juez Carolyn Dineen King en nombre de la mayoría. A ella se le unió la juez Priscilla Owen.

En contraparte, el juez James L. Dennis dijo que el decreto de Brady debería sostenerse.

"Si existe un caso en el que justificablemente se podría considerar que presenta 'circunstancias excepcionales' para evitar un nuevo juicio, es éste", escribió Dennis.

Ni la fiscalía general, que está a favor de un nuevo juicio, ni los partidarios de Woodfox respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios al respecto.

Woodfox es el último miembro que sigue encarcelado de un grupo cuyos partidarios apodaron "Los Tres de Angola" por su estancia de décadas en aislamiento en la Penitenciaría de Louisiana en Angola, y otras cárceles estatales.

Woodfox, de 68 años, repetidamente ha sostenido su inocencia en la muerte de Miller. Se le mantiene cautivo en el Centro de Detención del Municipio de West Feliciana.

El juez Brady recalcó que han pasado 43 años desde el crimen, testigos clave han muerto y no existe evidencia física que vincule al acusado con el apuñalamiento.

Las condenas previas de Woodfox por la muerte de Miller fueron revocadas por varios motivos, incluida parcialidad racial al seleccionar al presidente del jurado investigador.

Woodfox cumplía una condena por robo a mano armada y ataque cuando fue condenado por la muerte de Miller. Los prisioneros lo identificaron como la persona que sujetó al guardia por detrás mientras otros lo apuñalaban con una navaja de una podadora y un cuchillo improvisado.

Pero el testigo clave, un violador serial que fue absuelto de la pena de muerte y recibió el indulto del gobernador de Louisiana tras su testimonio, falleció antes del segundo juicio. Su testimonio aún podría serle leído al jurado.