Rusia se defiende de dopaje y encubrimiento en el atletismo

Acosado por un informe que acusa a Rusia de implementar un vasto programa de dopaje patrocinado por el estado, el presidente Vladimir Putin se reunirá el miércoles con el director del cuerpo técnico de la federación rusa de atletismo.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusó el lunes a Rusia de dopaje y encubrimiento en el atletismo, incluso de medallistas olímpicos. Agregó que agentes del servicio ruso de inteligencia FSB interfirieron con el trabajo de un laboratorio de dopaje durante los Juegos Olímpicos de Invierno en el balneario ruso de Sochi.

Funcionarios rusos reaccionaron el martes y dijeron que el informe de la agencia no había demostrado sus acusaciones principales e insinuó la existencia de una conspiración contra Rusia.

"Mientras no haya pruebas es difícil considerar las acusaciones, que parecen más bien infundadas", dijo el vocero de Putin, Dmitry Peskov.

A causa del informe, Rusia ha sido amenazada con la suspensión de las competencias de atletismo, incluso de los Juegos Olímpicos del año próximo en Río de Janeiro.

La federación rusa de atletismo dijo que el director del cuerpo técnico Yuri Borzakovsky, excampeón olímpico en los 800 metros, se reunirá el miércoles con Putin en un centro deportivo de Sochi.

Mientras la reunión de Putin con dirigentes deportivos estaba anunciada como la discusión de los preparativos para los Juegos de Río, el presidente interino de la federación, Vladim Zelicchenok, dijo a The Associated Press que las denuncias de dopaje podrían ser incluidas en el temario.

"Podría haber una conversación, pero no necesariamente dentro del marco de la reunión principal", afirmó telefónicamente.

En la primera medida para implementar una recomendación formulada en el informe del lunes, la AMA revocó las acreditaciones del laboratorio antidopaje en Moscú. Esa medida bloquea todas las pruebas de las muestras, que pasarán a otro laboratorio fuera de Rusia acreditado por la AMA.

Horas después, renunció el director del laboratorio Grigory Rodchenkov, según la agencia noticiosa estatal Tass.

La comisión de la AMA había demandado la suspensión de por vida de Rodchenkov, a quien se acusó de encubrir pruebas positivas de dopaje, extorsionar dinero a atletas y destruir 1.417 muestras antes de la visita de los inspectores.

Rodchenkov "tomó la decisión de renunciar para llevarse con él todo lo negativo", dijo el ministro de deportes ruso Vitaly Mutko a la agencia Tass.

La comisión de la AMA dijo que en ese laboratorio se falsificaron rutinariamente los resultados para proteger a los principales atletas rusos. El laboratorio, con sede en Moscú, manejó muestras de las olimpíadas de invierno en Sochi.

Nikita Kamaev, director ejecutivo de la agencia antidopaje rusa conocida como RUSADA, dijo el martes que el laboratorio de Rodchenkov "cejó de funcionar" pero aclaró que RUSADA seguía operando.

"La agencia rusa cumple completamente con los requisitos de AMA en la actualidad", afirmó Kamaev, y agregó que la agencia prepara una respuesta detallada al informe de la AMA.

El presidente de la comisión que investigó a los rusos, Dick Pound, recomendó que la AMA declare de inmediato que la federación rusa "no cumple" con el código mundial antidopaje y que la IAAF suspenda a la federación de toda competencia.

"Es perturbador", dijo Pound. "Es peor de lo que pensábamos".

"Podría ser un residuo del viejo sistema de la Unión Soviética", añadió en una conferencia de prensa en Ginebra.

La IAAF, como se conoce a la federación internacional de atletismo, respondió de inmediato y dijo que analizará la posibilidad de suspender a los rusos e impedir su participación en competencias internacionales, incluidos los Juegos de Río.

"Si son suspendidos, y da la impresión de que la IAAF se dispone a hacerlo, y la suspensión sigue vigente al disputarse las olimpiadas, no habrá atletas rusos allí", advirtió Pound en declaraciones a la Associated Press.

Pound dijo que se podría decir que el dopaje es patrocinado por el estado.

"Ellos ciertamente lo sabrían", dijo de las autoridades rusas.

"Hemos identificado finalmente que una de las grandes potencias está involucrada en esto. No son solo los países pequeños o gente suelta. Es un país grande en el deporte. Tiene que ser muy vergonzoso", indicó a la AP.

Pund sostuvo que todavía podría haber tiempo para evitar la marginación de los rusos de Río 2016, lo que, dijo, constituiría una "bomba nuclear", pero que los rusos deberían tomar medidas de inmediato para que eso suceda.

"Creo que lo pueden hacer, espero que lo hagan", manifestó.

Todavía podría haber revelaciones más graves. La AMA está estudiando el papel que desempeñaron altos funcionarios de la IAAF en medio de versiones de sobornos y extorsión. Las autoridades francesas acusaron al expresidente de la IAAF Lamine Diack de corrupción y lavado de dinero.