Miles de vacacionistas rusos parten de Egipto

Miles de vacacionistas rusos se dirigieron el lunes a casa desde Egipto a bordo de aviones especiales enviados por Moscú, que ha suspendido todos los vuelos a ese país en medio de preocupaciones por la seguridad luego del desplome de un avión ruso el 31 de octubre, que mató a 224 personas a bordo.

Otras aerolíneas de Gran Bretaña y Europa occidental también estaban transportando a sus connacionales a casa, luego de que varios países y líneas aéreas suspendieron la semana pasada nuevos vuelos a Egipto debido a las preocupaciones de seguridad, mientras las sospechas se centraron en la posibilidad de que una bomba causara el accidente en un vuelo de la empresa Metrojet.

Las autoridades estadounidenses y británicas han citado informes de sus servicios de inteligencia que indican que el vuelo del 31 de octubre desde el complejo turístico del Sinaí de Sharm el-Sheij hacia San Petersburgo fue derribado por una bomba a bordo. La mayoría de las 224 personas a bordo eran turistas rusos.

El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, dijo el lunes a los periodistas que había una "gran probabilidad" de que el avión fuera derribado por una bomba.

Yaalon afirmó que "estaría sorprendido" si un dispositivo explosivo plantado en la aeronave no fuera la causa del accidente, pero informó que Israel no está involucrado en la investigación y dijo que su opinión estaba basada en "lo que hemos escuchado y entendido".

Desde que la suspensión de vuelos de Rusia a Egipto fue anunciada el viernes, decenas de aviones han estado llevando de vuelta a casa a los turistas rusos, pero sólo con equipaje de mano, mientras que aviones de carga rusos están trasladando el resto de sus maletas.

El viceprimer ministro ruso, Arkady Dvorkovich, afirmó que tomará alrededor de dos semanas llevar de vuelta a casa a todos los turistas rusos varados. Dvorkovich, quien ha sido el hombre clave para la repatriación en la estela del accidente del avión ruso en el Sinaí, comentó más temprano que desde el fin de semana 25.000 personas ya han sido llevadas de regreso.

El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, dijo que no espera que los vuelos a Egipto se reanuden pronto, declarando que "tomará tiempo" garantizar la seguridad de los viajeros en Egipto.

Mientras tanto, autoridades de Airbus repitieron que la empresa confía en la seguridad de sus aviones A321, incluyendo el siniestrado en Egipto, dijeron responsables de la compañía en el Salón Aeronáutico de Dubái.

El director de Operaciones con Clientes de Airbus, John Leahy, dijo a periodistas el lunes que tiene "mucha confianza en el registro de seguridad del A321 y en la seguridad del diseño".

El vicepresidente de comunicaciones del grupo, Stefan Schaffrath, rechazó las insinuaciones que apuntaban que la propia aeronave era defectuosa.