Búsqueda de un sospechoso lleva a sospechosos de homicidios

Un hombre de North Carolina sospechoso de una ola de crímenes, que incluía un doble asesinato, está muerto después de que él y su novia levantaron a un "viajero de dedo" que a su vez tenía una orden de detención y que por ello condujo a la policía al motel donde se escondían en un suburbio de Filadelfia.

La policía del condado Davidson, en North Carolina, identificó a la pareja como Lloyd Wayne Franklin, de 34 años, y Jennifer Michelle Lanning, de 38. Autoridades en Pennsylvania dijeron que Franklin fue encontrado muerto en la habitación del motel y que Lanning se entregó a la policía.

Ambos habían estado prófugos desde el 29 de octubre, cuando la policía encontró los cuerpos de Davie Lee McSwain, de 82 años, y su esposa, Joan McSwain, de 78, en su casa de Thomasville y su camioneta tipo van desaparecida.

Luego de que Franklin huyó de la casa con un arma robada, afirmó la policía, recogió a Lanning y ambos robaron analgésicos recetados durante robos a farmacias en Aberdeen y Roanoke Rapids, North Carolina, y Georgetown, South Carolina, antes de dirigirse al norte.

Fred Harran, director de seguridad pública de Bensalem, Pennsylvania, dijo que a lo largo del camino la pareja recogió a un hombre que les pidió "viaje de dedo", quien resultó era buscado por una violación a su libertad condicional relacionada a una condena por el robo de un auto.

"Levantaron al viajero equivocado", dijo Harran. "Delincuentes recogiendo delincuentes... mala suerte para ellos".

Cuando los oficiales descubrieron que el hombre buscado por la violación a su libertad condicional estaba en la zona, llamaron a la puerta de la habitación en el motel Knights Inn en Trevose alrededor de las 3 de la mañana, relató Harran. Franklin respondió y aparentemente asumió que la policía estaba detrás de él por los homicidios. Abrió fuego contra los agentes, quienes no fueron impactados y no devolvieron los disparos porque sabían que había otras personas en la habitación, agregó Harran.

Después Lanning se entregó y dijo a la policía que dos hombres estaban en la habitación, uno con una herida por un disparo. El segundo hombre tuvo a la policía a raya durante casi dos horas y media pero también se entregó, afirmó la policía. Franklin fue encontrado muerto en la habitación por una herida de bala, pero la policía no determinó quién lo mató, comentó Harran.

"Parece que el individuo puede haberse suicidado para no ser detenido por la policía", concluyó Harran. El "viajero de dedo" no fue identificado el sábado.