IAAF: Sebastian Coe enfrenta caos en el atletismo

El presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe, afirmó el domingo que su deporte enfrenta "un largo camino" antes de recuperar su credibilidad en medio de los actuales "días aciagos" de denuncias de soborno, extorsión y encubrimiento de dopaje que sacuden el atletismo.

En una entrevista con The Associated Press, Coe también desestimó --aunque sin descartar completamente-- la posibilidad de proscribir a Rusia de las competencias internacionales debido a sus antecedentes de dopaje. "Nunca digo nunca, pero mi instinto es que estas cosas se cambian mejor por medio de los contactos y no del aislamiento", afirmó.

Coe habló un día antes de que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) dé a conocer las conclusiones de su investigación independiente ante denuncias de dopaje generalizado y sistemático en Rusia.

El informe de la Agencia Antidopaje se suma a la crisis que envuelve el deporte después que el antecesor de Coe como presidente de la IAAF, Lamine Diack, y otras dos personas fueron colocadas bajo investigación penal en Francia por cargos de corrupción en relación con los casos de dopaje en Rusia.

"Estoy enojado, sumamente enojado", dijo Coe a la AP en una entrevista telefónica. "Estoy enojado por la situación en que se encuentra nuestro deporte actualmente. Estoy conmovido, disgustado y decepcionado. Son días aciagos".

"No debemos engañarnos", agregó. "Va a pasar mucho tiempo antes de poder recuperar la confianza".

Coe, excelente corredor de media distancia que organizó los Juegos Olímpicos de Londres 2012, fue elegido en agosto para suceder a Diack, que dirigió la IAAF durante 16 años. Coe dijo que inició inmediatamente una revisión completa de la asociación, que ahora enfrenta las denuncias.

"Tendré una serie de reformas listas para la aprobación del consejo en dos semanas", afirmó. "Todo está en revisión. Estoy más dispuesto que nunca a crear un deporte responsable y receptivo".

Diack fue detenido el domingo pasado y puesto en libertad dos días después tras haber sido acusado de corrupción y lavado de dinero. Se sospecha que recibió más de un millón de euros (1,1 millón de dólares) para encubrir resultados positivos de dopaje.

También fueron detenidos el asesor legal de Diack en la IAAF, Habib Cisse, y Gabriel Dolle, un médico que dirigió los programas de antidopaje de la IAAF, y acusados de corrupción.

La comisión de ética de la IAAF también confirmó que el hijo de Diack, Papa Massata Diack, además de Dolle y dos dirigentes rusos enfrentaban sanciones por supuestamente haber ayudado a un maratonista ruso a evitar una prohibición por dopaje antes de las olimpíadas de Londres.

Coe se desempeñó durante ocho años como vicepresidente de Diack y a menudo lo elogió, calificándolo de "presidente espiritual" antes de reemplazarlo.

"Estoy bien advertido de que voy a recibir algunas críticas por esas afirmaciones", admitió Coe. "Presupone que tuve una lista de denuncias frente a mí. No fue así. ¿Debí haber sabido más? Posiblemente".