Bradley-Ríos, pelea entre dos boxeadores en encrucijada

Timothy Bradley tiene un nuevo entrenador que últimamente era comentarista. Brandon Ríos busca enderezar el rumbo de su carrera.

Los dos se enfrentan por uno de los cinturones de la división welter, una pelea en la que ambos tienen mucho en juego.

Para Bradley, se trata de la oportunidad de mantenerse vigente en una división en la que aún se puede embolsarse mucho dinero pese al retiro de Floyd Mayweather Jr.

Para Ríos, quizás sea la última oportunidad de reflotar su carrera, que se marchitó tras una derrota ante Manny Pacquiao.

"Tengo mi espalda contra la pared en esta pelea", dijo Ríos. "Quiero volver a los primeros planos en el boxeo. Bradley es mi trampolín para volver a la cima".

Ríos la tiene en su contra, ya que las apuestas señalan a Bradley como el favorito. Y deberá hacerlo en una división que está dos categorías por encima de la que estuvo peleando hace poco más de tres años.

"Estoy contento de poder estar otra vez bajos los reflectores, peleando otra vez. "No he perdido la garra de boxeador".

Estos son dos boxeadores que saben fajarse. Ambos han enfrentado a Pacquiao: Bradley le ganó al filipino en una polémica decisión, pero perdió en la revancha. Y Bob Arum es el promotor de ambos.

Quizás eso no alcance para que el ganador se suba al ring el año que viene contra Pacquiao, en la que podría ser la última pelea del filipino. Después de todo Amir Khan y Terence Crawford suscitan más interés.

Lo que se juegan es seguir vigentes en una división monopolizada por Mayweather y Pacquiao en años recientes.

Bradley, con foja de 1-1 y un empate en sus últimas tres peleas, hizo cambios en su esquina. Teddy Atlas reemplazó a Joel Díaz, su entrenador de siempre. Concretó el cambio luego que una conversación telefónica con Atlas acabó como una lección sobre por qué recibía tanto castigo.

Atlas entrenó a un joven Mike Tyson, pero se había dedicado a comentar peleas en ESPN en año recientes. Pero optó por subirse otra vez a una esquina y pasó siete semanas trabajando con Bradley.