Víctor Cruz no pierde las esperanzas de jugar esta temporada

El wide receiver Víctor Cruz, de los Giants de Nueva York, ha empezado a correr de nuevo y espera jugar esta temporada.

Cruz, de 29 años y de ascendencia puertorriqueña, corrió el jueves por primera vez desde que se agravó una lesión de pantorrilla a finales de septiembre.

El jugador, famoso por sus pasos de salsa cada vez que consigue una anotación, no ha participado en un partido desde que sufrió una seria lesión de rodilla en el sexto partido de la campaña de 2014 en Filadelfia. Fue sometido a una cirugía y tenía previsto regresar al campo para el primer partido de la temporada, frente a Dallas.

Una lesión de pantorrilla sufrida a mediados de agosto dejó fuera al receptor. Desde esa lesión no ha entrenado.

Con los Giants (4-4) en la mitad de la temporada, muchos se preguntan si Cruz verá acción. El jugador tiene fe en que lo hará y cree que su pantorrilla ya ha sanado.

"Creo que Dios me está poniendo a prueba para ver cuánto puedo soportar, cuánto estoy dispuesto a sacrificar por este juego por mi propio bien y ver cuánto soy capaz de aguantar, y ver cuánto puedo soportar mentalmente", dijo Cruz. "Sólo trato de mantenerme tranquilo, reservado, y de salir delante de este reto y tratar de afrontar todo como venga".

Cruz dijo que su plan de juego es seguir corriendo, agregar velocidad y después empezar a realizar cortes en su trayectoria.

El jugador de seis temporadas piensa que el recibir inyecciones de plasma rico en plaquetas ha ayudado a sanar la pantorrilla, y agregó que las recientes pruebas de resonancia magnética no mostraron lesiones.

Pero el tiempo trabaja en contra de Cruz.

"Yo sólo quiero salir y estar al 100% y jugar", dijo Cruz. "Yo sólo deseo jugar de nuevo y ayudar a mi equipo a ganar y ayudar a mi equipo a salir de lo más difícil y ser una voz de este equipo, no sólo en los vestuarios o en los entrenamientos, sino en los partidos, y estar ahí con ellos".