Preocupa a EEUU y Francia aumento de asesinatos en Burundi

Algunos residentes huyeron el jueves de sus barrios en la capital de Burundi después de que fueron descubiertos cuatro cadáveres en las calles, parte de una ola de asesinatos asociados a la reelección del presidente Pierre Nkurunziza para un tercer mandato.

Francia convocó a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas para abordar la crisis, tuiteó la noche del jueves Philippe Bertoux, coordinador político de la misión francesa ante el organismo internacional. Gran Bretaña, actual presidente del consejo, señaló que la reunión fue agendada para el lunes.

Estados Unidos, por su parte, expresó alarma. La embajadora estadounidense ante la ONU Samantha Power dijo que a su país le preocupa que el ultimátum de cinco días emitido el lunes por Nkurunziza para que fuerzas de seguridad revisen casas en busca de armas y figuras de oposición "detone una violencia generalizada a partir de este próximo fin de semana".

Con las cuatro muertes suman 13 personas asesinadas desde el sábado.

El director de derechos humanos de la ONU calcula que han sido asesinadas al menos 198 personas en Burundi desde abril, cuando Nkurunziza anunció su intención de buscar un tercer período en el cargo, ante lo hubo oposición local e internacional.

"Tengo que huir. Quienes se supone deben protegernos nos está asesinando", dijo una residente que se identificó sólo como Marrianne, en referencia a las fuerzas de seguridad.

La exitosa búsqueda de un tercer mandato por parte de Nkurunziza detonó violentas protestas callejeras y un fallido golpe de Estado. Como resultado de ello han huido de la nación de África central más de 200.000 personas.

Al parecer partidarios y opositores de Nkurunziza se están matando entre sí, y las fuerzas de seguridad están matando a miembros de la oposición. Un ex jefe de inteligencia que fue un aliado incondicional de Nkurunziza está entre las víctimas, pero muchos de los muertos son ciudadanos comunes.

___

Los periodistas de The Associated Press Edith M. Lederer y Cara Anna contribuyeron a este reporte desde la ONU.