Buscan revivir Banco de Importaciones y Exportaciones

Partidarios en el Congreso del Banco Federal de Importaciones y Exportaciones están cerca de revivir a la institución cuatro meses después de que sus rivales conservadores se aseguraran que expirara su fuero.

El banco ayuda a compradores extranjeros a obtener financiamiento para adquirir exportaciones estadounidenses, y una provisión que lo reautoriza fue adjunta a una popular medida de carreteras sin relación, que la Cámara de Representantes aprobó el martes por votación de 363 a 64. El banco goza de un extenso apoyo del Senado y la provisión es augurio de que sobrevivirá a las negociaciones durante una propuesta final.

El fuero del banco expiró el 30 de junio y desde entonces ha sido incapaz de aprobar nuevas solicitudes de financiamiento.

La reautorización del Export-Import ha transitado un complicado sendero. La oposición por parte de presidentes de comisiones clave y líderes de la Cámara de Representantes, como el líder de la mayoría, Kevin McCarthy, han evitado durante meses que la resurrección del banco sea votada.

Los partidarios, con un aliento tácito por parte del ex presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, finalmente montaron una petición para forzar una votación, y la medida pasó sin problemas la semana pasada por 313 a 118, luego de que la mayoría de los republicanos que controlan la cámara votaran a favor.

El actual presidente de la cámara, Paul Ryan, republicano de Wisconsin, se opone a una reautorización del banco, pero no utilizó sus nuevos poderes para intentar interferir con su renovación.

La noche del miércoles, los partidarios del banco vencieron fácilmente una serie de enmiendas con la intención de retrasar su reautorización.