Jordania no pondrá cámaras en mezquitas de Jerusalén

El plan elaborado por Amán para la instalación de cámaras de seguridad en un sensible lugar sagrado de Jerusalén, que comparten judíos y musulmanes, no incluirá vigilancia en el interior de las mezquitas, dijo el rey de Jordania.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunció el mes pasado un plan para instalar vigilancia las 24 horas del día en el lugar conocido como Monte del Templo por los judíos, o Explanada de las Mezquitas para los musulmanes.

Israel dio la bienvenida a la idea diciendo que así podría contrarrestar las denuncias palestinas de que estaba tratando de aumentar el acceso de los judíos al sitio, donde ni pueden orar.

Pero los palestinos criticaron el plan alegando que Tel Aviv podría utilizar las cámaras para espiar y arrestar a personas. Los comentarios del rey Abdulá II el jueves parecen ser un intento de disipar dudas.

Por otra parte, Israel dejó en libertad a un palestino que a principios de año protagonizó una huelga de hambre sin precedentes durante 66 días.

Mohammed Allan regresó a Cisjordania tras pasar un año en una cárcel israelí por supuestos vínculos con un grupo insurgente. El Tribunal Supremo israelí suspendió la detención de Allan en Agosto cuando su salud se deterioró y puso fin a su huelga de hambre.

Pero cuando su estado de salud mejoró volvió a ser detenido, emprendió una nueva huelga de hambre y cumplió el resto de su segunda condena de seis meses.

Allan emprendió la huelga para protestar por su detención sin cargos. A consecuencia de la protesta sufrió daños cerebrales.

En declaraciones a periodistas tras regresar a su casa el miércoles en la noche, dijo que su liberación era "una victoria".

Su difícil situación provocó indignación entre los palestinos y llamó la atención sobre una polémica ley de alimentación forzosa de Israel.