El Salvador: octubre registra 676 homicidios

El mes de octubre cerró con 676 homicidios, un promedio de casi 22 muertes violentas al día, superando más del doble a lo registrado en el mismo mes de 2014, según estadísticas del estatal Instituto de Medicina Legal.

El médico Miguel Fortín Magaña, director del instituto, dijo en rueda de prensa que según sus registros las muertes suman de 676 casos.

"Es la Policía la que da un número ligeramente arriba, creo que 678, pero nosotros tenemos 676 casos durante el mes de octubre, lo que da un promedio de 21,8 muertos diarios", dijo el funcionario.

En octubre de 2014 fueron 291 muertes, que representan un incremento de 385 homicidios.

Fortín Magaña detalló que de enero a octubre registraron que 5.614 personas murieron violentamente, 2.453 más que en el mismo período del año pasado.

En los acumulados en lo que va del año, Medicina Legal registra de enero a octubre de los 5.614 homicidios, de estos 475 son mujeres, hay 14 casos indeterminados por el estado de descomposición de los cadáveres, y el resto hombres.

Afirmó que del total de las víctimas, el 49% son jóvenes entre 15 y 29 años de edad.

Las autoridades de Seguridad Pública sostienen que la mayoría de las víctimas de los homicidios son personas vinculadas con las estructuras criminales de las maras o pandillas, que han muerto al enfrentarse a las fuerzas de seguridad, han sido ajusticiados por sus mismos compañeros, o al enfrentarse a grupos rivales.

Según las estadísticas oficiales, en agosto se registraron 911 homicidios, un promedio de casi 30 diarios, que superó los registros históricos de El Salvador.

Pero el director de Medicina Legal sostiene que sin una investigación científica no puede aún determinarse quiénes eran pandilleros y quienes no.

Según estadísticas oficiales, 2014 cerró con 3.942 homicidios en el país, 1.429 más que el año anterior.

Las pandillas que tiene presencia en barrios y colonias populares de todo el país, están involucradas en el narcotráfico y el crimen organizado, extorsionan y cobran renta a comerciantes y empresarios del transporte y asesinan a los que se niegan a pagar.