Cumbre Taiwán-China es augurio para mejores relaciones

Los presidentes de China y Taiwán se reunirán por primera vez este fin de semana, ofreciendo la posibilidad de una reconciliación entre los ex rivales luego de más de seis décadas de división.

Ambas partes anunciaron el miércoles las conversaciones entre el presidente chino Xi Jinping y su homólogo taiwanés Ma Ying-jeou en el terreno neutro de Singapur, el país en el sureste de Asia cuyo gobierno mantiene buenas relaciones con ambos. Serían las primeras conversaciones directas entre los líderes de China y Taiwán desde que la guerra civil los escindió hace 66 años.

Ya el líder chino más poderoso en décadas, Xi se beneficiaría de un resultado exitoso al impulsar lo que China llama el "gran objetivo de unificación nacional".

La reunión es más riesgosa para Ma, cuyo gobernante Partido Nacionalista va atrás en las encuestas. Las elecciones podrían servir como un referendo no oficial de las políticas a favor de China de Ma y su partido podría bajar aún más al percibirse que Ma consiente al gobernante Comunista de China para su propio legado y beneficio de la élite a favor de China en la isla.

Pero la reunión del sábado también podría mejorar la credibilidad de Nacionalista al motivar un avance en las relaciones con China y acabar con la hostilidad y amenazas pasadas de Beijing que inquietaron a muchos taiwaneses.

___

Jennings contribuyó desde Taipéi. Los escritores de Associated Press Ian Mader en Beijing y Matthew Pennington en Washington contribuyeron a este despacho.