California: Intento de secuestro en Lyft fue un malentendido

El caso de una mujer que saltó de un auto de Lyft al creer que se trataba de un secuestro resultó ser un malentendido debido a que no se pudo comunicar con el chofer, quien tiene problemas auditivos, señaló la policía de San Francisco.

El portavoz de la policía de San Francisco, el oficial Albie Esparza, dijo al San Francisco Chronicle (http://sfg.ly/1MaePsS ) que la mujer de 28 años le indicó al chofer que se detuviera luego de que él comenzó a conducir en dirección opuesta a su destino. Sin embargo, el conductor mantuvo su trayecto.

Esparza señaló que la mujer saltó del vehículo durante una parada en un semáforo y comenzó a correr, fracturándose el tobillo.

El conductor tiene problemas auditivos y no escuchó la petición de la pasajera para detener su trayecto la noche del jueves, afirmó Esparza.

Los investigadores creen que el hombre se dirigía a la casa de la mujer pero por una ruta distinta a la que la pasajera conocía.