Seúl, Tokio y Beijing acuerdan reparar sus tensas relaciones

Líderes de Corea del Sur, China y Japón cerraron una inusual cumbre a tres bandas con el compromiso de impulsar los intercambios y el diálogo para intentar reparar sus relaciones, seriamente dañadas por la historia y las disputas territoriales.

La cumbre del domingo en Seúl fue la primera de este tipo en más de tres años. Los contactos de alto nivel entre Tokio y sus dos vecinos se pararon tras la llegada al poder del primer ministro nipón Shinzo Abe a finales de 2012.

Una declaración conjunta emitida tras la reunión apuntó que las partes acordaron intentar mejorar sus relaciones "enfrentando la historia de lleno y avanzando hacia el futuro". Beijing y Seúl consideran que Abe intenta restar importancia a las atrocidades cometidas durante la Segunda Guerra Mundial.

Las tres naciones se comprometieron además a impulsar sus relaciones económicas y a intentar reactivar las estancadas negociaciones internacionales sobre el programa nuclear de Corea del Norte.