Prince invita a sus seguidores a una fiesta en Paisley Park

Prince parece estar dejando atrás su fama de solitario para convertirse en un aficionado a las fiestas.

En las últimas semanas, la superestrella ha celebrado jam sessions nocturnas donde cantó Madonna, celebró el título de la WNBA obtenido por las Lynx de Minnesota y promocionó a su última protegida, la cantante Judith Hill. Cientos de seguidores acudieron a Paisley Park Studios el sábado por la noche para, tras abonar una entrada de 10 dólares, escuchar a Prince y a su banda tocando hasta las 3 de la madrugada.

"¿Quién estar de fiesta conmigo?", preguntó Prince a los asistentes en un momento de la noche.

¿A qué se debe esta cercanía? Prince, por supuesto, no habla.

"¿Por qué es tan amable? ¿Por qué es tan abierto ahora? Está invitando a extraños a su casa. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Cuál es la razón? Preguntemos a todos los demás menos a él", criticó Prince -- vistiendo una túnica púrpura y una gran cadena de oro -- desde el oscuro escenario donde sonaba una mezcla de funk que incluía clásicos de Bill Withers y Sly and the Family Stone y sus propios temas ("Alphabet St.", "Hot Thing").

Dado que Prince no concedía entrevistas esa noche (algo que hace en contadas ocasiones), aquí está lo que opinan sus seguidores:

"Creo que se muestra abierto desde hace un tiempo", dijo Gina Meier, que asiste a su séptima actuación de Prince en Paisley Park. "Lleva hacienda esto años. Es como si nos llevase a su casa".

Sus fans curioseaban entre las camisetas de Prince en un puesto de recuerdos en el vestíbulo, adornado con un gran espejo con forma de corazón y con otro con la palabra "Love" (amor) escrita en él. Cerca había un cajero ATM. Por 40 dólares, sus seguidores pueden dar una pequeña visita por Paisley Park, que tiene los discos de oro del artista en las paredes y donde expuesta está la motocicleta púrpura que montó en su película de 1984, "Purple Rain". Entre canción y canción un DJ pincha temas de Prince y éxitos R&B.

Anunciado en Twitter, el evento buscaba promocionar a Hill y su nuevo álbum, "Back in Time", coproducido por Prince y publicado el día antes. Hill, ex concursante del programa de televisión "The Voice" y que fue corista de Michael Jackson y Stevie Wonder, tocó los teclados e interpretó canciones como "Cry, Cry, Cry" y "My People" para ganarse el aplauso del público.

Antes de poner fin al concierto, y tras interpretar un nuevo tema en el que está trabajando, Prince dio las gracias a los asistentes varias veces. Finalmente, casi cinco horas después de comenzar, la fiesta termina y los aficionados se dispersan en la fría noche otoñal.

___

El periodista de AP Jeff Baenen está en Twitter en https://twitter.com/JeffBaenen