Científicos reportan 25 avistamientos de vaquitas marinas

Un equipo de científicos en el Golfo de California dijo que tuvieron 25 avistamientos de vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo, en 20 días, según un boletín del gobierno mexicano emitido el lunes.

El equipo de monitoreo a bordo de la embarcación Ocean Starr es parte de un programa para salvar a la vaquita, la cual se encuentra sólo en dicho golfo, también conocido como Mar de Cortez. La vaquita se encuentra en peligro de extinción por la pesca con red del totoaba, un pez enorme cuya vejiga natatoria es muy apreciada por chefs en Asia.

Sólo quedan aproximadamente 100 vaquitas, según el Comité Internacional de Recuperación de la Vaquita.

Los científicos no dijeron qué indican los avistamientos. Enfatizaron que no están realizando un censo y pudieran existir varios avistamientos del mismo animal. Pero su plan es calcular la densidad de población en aguas de la vaquita como una base de medida para la eficacia de los programas de gobierno para salvar a la marsopa.

"Estos 25 avistamientos son, por supuesto, buenas noticias y nos dan esperanza", dijo Omar Vidal, del Fondo Mundial para la Naturaleza. "Necesitamos, sin embargo, ser muy, muy claros en que es muy pronto para sacar cualquier conclusión sobre la abundancia de la vaquita".

Vidal llamó a la elusiva marsopa "una especie emblemática para México, el equivalente al panda en China".

El presidente Enrique Peña Nieto estuvo de acuerdo en un mensaje por blog el lunes en que los avistamientos dan esperanza a los esfuerzos de rescatar la población.

Enumeró otras acciones por parte del gobierno para salvar a la marsopa, incluyendo incrementar 11 veces el área protegida para el animal y la aplicación de prohibiciones de pesca, especialmente la pesca ilegal de totoaba. Peña Nieto dijo que el gobierno está promoviendo nuevos métodos de pesca que permitan a los pescadores continuar su subsistencia sin dañar a la marsopa.

Un comunicado emitido más tarde el lunes por Greenpeace decía que los esfuerzos del gobierno mexicano y los pescadores muestran el deseo y compromiso para evitar la extinción. Pero Greenpeace alentó además al gobierno a continuar trabajando en métodos de pesca sustentables y a trabajar con China y Estados Unidos para eliminar el mercado ilegal para el pez totoaba.