Elisa Miller aborda mirada femenina en "El placer es mío"

La directora mexicana Elisa Miller buscó una perspectiva femenina para las relaciones destructivas de pareja en su segundo largometraje, "El placer es mío".

Rita (Flor Edwarda Gurrola) y Mateo (Fausto Alzati) se mudan a una casa en el bosque con la idea de vivir de manera autosustentable. Su relación apasionada se trastoca cuando llega Alexis (Camila Sodi), la prima con la que Mateo reconoce haber tenido sexo en otro momento de su vida. Alexis se va, pero la fractura entre ambos comienza a ser cada vez más grande.

"Para mí, somos Rita en la manera en la que amamos, que nos equivocamos y que nos paralizamos al ser agredidas. En ese reconocimiento no necesariamente hay un orgullo, sino un cierto pudor de ser así", dijo Miller el lunes a The Associated Press tras la presentación de la cinta en la 13ra edición del Festival Internacional de Cine de Morelia. "De lo único que sé escribir y filmar es de lo que puedo ver con claridad, y veo con claridad esas cosas desde el ser mujer".

Rita tiene oportunidad de dejar la casa, pero no lo hace.

"El no irse a tiempo era otra de las reflexiones. La mujer tiene la intuición de que las cosas no están yendo bien y, sin embargo, te quedas", dijo Miller.

Alzati tuvo dificultades para congeniar con su personaje, quien tras la muerte de su padre se dedica a tratar de arreglar un auto viejo sin salir de la casa.

"Me obligó a situarme en un campo afectivo y emocional que no me gusta, con el cual ya no me identifico y que no vivo en mi vida diaria", dijo el actor. "Mateo es un tipo muy taciturno, muy pesado en el plano mental, con una depresión que lo está sacudiendo".

Sodi, quien también ha actuado en cintas como "Déficit" y "Arráncame la vida", llegó por una amiga en común justo cuando Miller estaba haciendo casting, pero eso no la exentó de hacer las mismas pruebas que los demás. Al final, Miller decidió que Edwarda y Sodi eran la combinación perfecta, y eso cambió el guion que coescribió con la argentina Gabriela Vidal.

"En ese momento llamé a Gaby, que estaba en Argentina, y le dije: 'Tenemos que crecer al personaje de la prima''', relató. "Creo que fue un acierto porque es un personaje muy entrañable".

Miller es una directora que ha ido de la mano con el FICM. Su cortometraje "Ver llover" fue ganador en Morelia en 2006, cuando la muestra incluía sólo cintas de esta duración, y después en Cannes. Tras esto, la directora ha presentado en el FICM "Roma" en 2008 y "Vete más lejos, Alicia", en 2010.

"Estoy muy emocionada de estar aquí casi 10 años después de que vine la primera vez con un corto", dijo durante la presentación de su película. "Me da mucha alegría ver cómo vamos creciendo juntos esta relación de cineastas junto con el festival".