El Salvador: Presentan ley para salir de las pandillas

El gobierno salvadoreño presentó el lunes al legislativo un proyecto de ley para ayudar a los jóvenes que están expuestos a ser reclutados por las pandillas, y para aquellos que quieren abandonar estos grupos criminales, a los que las autoridades responsabilizan de la mayoría de crímenes que se cometen en el país.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, informó que la ley busca frenar el crecimiento de las pandillas a través de programas de educación formal e informal, generación de empleos, proyectos productivos y cultura de paz, que irán dirigidos a la población expuesta a la influencia de estos grupos criminales.

"Esta ley busca incidir en todas aquellas personas, aquellos jóvenes que están expuestos a la influencia de maras y pandillas, aquellos que pueden tomar la decisión de salirse", explicó.

Lara precisó que si los pandilleros "no han cometido delitos graves y solo han cometido faltas, pues bueno, pueden tener acceso a la ley", pero "aquellos que han cometido algunos delitos, que han cometido homicidios, pues la ley tiene que hacer lo que le corresponde".

"EL Estado no renuncia a hacer uso legítimo y proporcional de la fuerza, pero también ofrecemos a la juventud oportunidades para su propio desarrollo", recalcó.

Al recibir el proyecto de ley la presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña dijo que: "es muy importante porque abre otras alternativas para aquellas personas que han cometido faltas, pero que aún no han cometido delitos y tienen una oportunidad de rehabilitarse, bajo compromisos claros, y reinsertarse a la sociedad".

Reciente la Corte Suprema de Justicia declaró que las pandillas y quienes las apoyen y financien son terroristas y los tribunales de justicia podrán imponer a los pandilleros penas severas de hasta 60 años de cárcel.

En El Salvador las pandillas establecidas en populosos barrios y comunidades están integradas por más de 70.000 jóvenes y adultos. Más de 13.000 están presos y según las autoridades están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen en el país.