South Carolina: Condenan a 2 miembros de cártel mexicano

Dos miembros presuntamente vinculados a un cártel mexicano de narcotráfico fueron declarados culpables de secuestrar a un hombre en South Carolina y mantenerlo como rehén durante casi una semana en una disputa por marihuana valuada en 200.000 dólares.

El fiscal federal Bill Nettles dijo que el jurado tardó menos de una hora en declarar a Juan Fuentes Morales y Rubén Ceja Rangel culpables de secuestro y toma de un rehén, así como de empuñar un arma de fuego durante la comisión de un delito violento.

A Fuentes y Ceja se les abrió proceso el año pasado, junto con un tercer hombre, Luis Castro Villeda. Las autoridades dicen que los tres se hicieron pasar por agentes policiales y obligaron a un hombre a detenerse cuando se dirigía a su trabajo en St. Matthews, aproximadamente 48 kilómetros (30 millas) al sureste de Columbia.

Su camión, con el motor aún encendido, fue dejado a la orilla de un camino con la puerta abierta. Con los ojos tapados y atado, el hombre fue retenido a punta de pistola en una casa cerca de Garland, North Carolina, antes de ser trasladado a otra casa cerca de Roseboro, en el mismo estado.

Ahí, según los fiscales, el hombre permaneció con los ojos vendados y encadenado a un banco para ejercicio físico, donde estuvo acostado en el piso durante una semana. Después de rastrear llamadas telefónicas por medio de las cuales se exigía pago por la liberación del secuestrado, agentes del FBI rescataron al hombre casi ileso.

Según el gobierno, la evidencia presentada en el juicio mostraba que el padre del hombre secuestrado tenía una deuda por droga con miembros de un cártel mexicano de narcotráfico relacionada a la incapacidad del padre para vender más de 90 kilogramos (200 libras) de marihuana. El jurado escuchó varias llamadas telefónicas grabadas por negociadores del FBI en las cuales los traficantes de droga amenazaban con sacar los ojos al rehén y matarlo si el padre no pagaba el rescate.

Castro ya había sido condenado a 30 años de prisión. Fuentes y Ceja, quienes serán sentenciados posteriormente, enfrentan una sentencia mínima obligatoria de 32 años por cargos relacionados con el uso de armas de fuego y podrían ser sentenciados a cadena perpetua por secuestro y toma de rehén.

El secuestrado estuvo involucrado en entrega de cocaína, marihuana y dinero en South Carolina y North Carolina. Fue acusado de asociación delictuosa para distribuir drogas y enfrenta una posible sentencia de 20 años en prisión si es declarado culpable, según fiscales federales.

___

Kinnard está en Twitter como http://twitter.com/MegKinnardAP