Expresidente de Asamblea General de ONU, libre bajo fianza

Un expresidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, acusado de fraude fiscal, fue liberado el lunes con una fianza de un millón de dólares, a pesar de que los fiscales dijeron que es probable que enfrente cargos adicionales.

John Ashe, de 61 años, fue liberado al atardecer después de que se le colocó un brazalete electrónico y que se aprobaron los cuatro últimos cofirmantes de su paquete de fianza. Ashe rechazó hacer comentarios al salir de la corte federal de Manhattan.

Horas antes, la fiscal federal Janis Echenberg dijo al juez Vernon S. Broderick que era "bastante probable" que se presenten cargos adicionales contra Ashe, un exembajador de Antigua y Barbuda ante la ONU que prestó servicio durante un año en el cargo de presidente de la Asamblea General del organismo internacional --un puesto mayormente ceremonial-- hasta septiembre de 2014. Hasta ahora sólo enfrenta cargos fiscales que conllevan una sentencia máxima de seis años en prisión.

El gobierno estadounidense alega que Ashe, residente de Dobbs Ferry, Nueva York, estuvo en el centro de una confabulación de 2011 a 2014 en la cual el multimillonario chino Ng Lap Seng y otros empresarios le pagaron más de un millón de dólares en sobornos para que apoyara la construcción de un centro de convenciones de la ONU que Ng esperaba edificar como su legado en Macao, donde él vivía

También está acusado en el caso Francis Lorenzo, un viceembajador de la República Dominicana ante la ONU. Fiscales señalaron que Lorenzo recibió decenas de miles de dólares mensuales de parte de organizaciones de Ng para que apoyara el proyecto de Macao.

Lorenzo, de 48 años, y Ng, 67, también fueron liberados el lunes bajo fianza. Lorenzo, quien ha estado suspendido de su cargo diplomático, cumplió las condiciones de un paquete de fianza de dos millones de dólares, mientras que Ng fue liberado después de que garantizó 25 de los 50 millones de dólares de su fianza y de aceptar pagar el costo de dos guardias de seguridad que deberán asegurar que no huya de su apartamento en Manhattan.

Abogados de los tres acusados han dicho que están impugnando los cargos y que sus clientes serán exonerados. Abogados de Ashe y Lorenzo agregaron que es probable que ellos reclamen derecho de inmunidad en el caso.