Venta de casas nuevas en EEUU cae bruscamente en septiembre

Las ventas de casas nuevas cayeron bruscamente en septiembre al ritmo más lento en 10 meses, ya que los precios más altos y el débil crecimiento económico en general pesaron sobre el mercado de la vivienda.

El Departamento de Comercio informó el lunes que las ventas de viviendas nuevas descendieron 11,5% el mes anterior a una tasa anual ajustada de 468.000, el nivel más bajo desde noviembre de 2014. La caída de septiembre puso fin una racha de dos meses de ventas aceleradas.

El fervor de los estadounidenses por construir nuevas viviendas despegó este año, sin embargo, ahora parece haber tocado techo. Las contrataciones sólidas en los últimos tres años mejoraron el balance financiero de muchas familias, mientras los crecientes precios de las casas han devuelto la equidad a los propietarios actuales, que ahora buscan acceder a nuevos desarrollos residenciales. Las ventas de vivienda nueva se elevaron 17,6% durante los primeros nueve meses de 2015.

Pero las presiones globales empezaron a ejercer un tirón a la baja en el crecimiento económico en los meses recientes.

La generación de empleos se desaceleró en septiembre, mientras los márgenes de ganancias de muchas de las más grandes compañías estadunidenses con una huella global dejaron de crecer. Un dólar más fuerte ha castigado a las exportaciones y los precios más bajos del petróleo han obligado a las empresas del sector energético a recortar trabajadores y reducir órdenes de gaseoductos y equipo.

La desaceleración aún no golpea las ventas de casas usadas tan drásticamente, pero el retroceso en septiembre en propiedad de nueva construcción fue severo.

La compra de vivienda nueva cayó en el Medioeste, Sur y Oeste, pero se desplomó 61,8% en el noreste.