Ataque a escuela sueca tenía motivos racistas, dice policía

El agresor que mató la víspera a puñaladas a dos personas en una escuela sueca antes de ser abatido fatalmente por la policía tenía motivaciones racistas y planificó cuidadosamente el ataque, informó la policía el viernes. El hombre enmascarado de 21 años entró en la escuela del país armado de una espada y un cuchillo y seleccionó metódicamente a sus víctimas

En cuestión de minutos, dos personas fueron muertas a puñaladas y otras dos resultaron gravemente heridas antes de que el atacante fuera baleado fatalmente por la policía.

La policía sueca calificó el viernes el ataque en Trollhattan de un crimen de odio, con base en los descubrimientos que hicieron al catear la casa del hombre, su forma de vestir, su comportamiento en el lugar y la forma en que eligió a sus víctimas.

La ciudad industrial del sur de Suecia tiene una importante proporción de inmigrantes entre sus 56.000 residentes y la mayoría de los estudiantes de la escuela Kronan, donde se produjo el ataque, nacieron en el extranjero.

"En conjunto, esto ofrece la imagen de que el autor tenía una motivación racista cuando cometió los crímenes en la escuela Kronan", afirmaron las autoridades.

La policía no ha identificado al atacante, un residente local que murió el jueves por la tarde en el hospital de heridas de bala.

El ataque conmocionó a un país poco acostumbrado a los crímenes violentos, aunque se han producido varios fuegos intencionados en centros de asilo del sur del país ante el aumento de la inmigración. Las autoridades migratorias calculan que unas 190.000 personas llegarán este año a Suecia, una cifra sólo superada por Alemania en la Europa occidental.

"Éste es un día negro para Suecia", dijo el jueves sobre el ataque el primer ministro sueco, Stefan Lofven. Se trata del ataque con más víctimas contra una escuela que se ha registrado nunca en Suecia. "Es una tragedia que golpea a todo el país".

Según los medios suecos, el agresor posó para varias fotos con estudiantes antes de empezar su mortífera incursión por los salones de la escuela Kronan, situada en una localidad con una numerosa comunidad inmigrante. La mayoría de los alumnos de la escuela nacieron fuera del país.

Muchos estudiantes creían que el agresor estaba gastando una broma por Halloween. Los noticieros mostraron una imagen de un hombre vestido de negro al que identificaron como el agresor. El hombre llevaba un casco de estilo militar, una máscara negra y una espada en la mano.

Los estudiantes aterrados huyeron de la escuela conforme llegaban policías y ambulancias. Allí encontraron a un profesor muerto y tres personas heridas de gravedad: dos chicos de 11 y 15 años y otro profesor. Uno de los estudiantes murió después de sus heridas. Ninguna de las víctimas fue identificada.

El estado del chico de 15 años mejoró y se encuentra estable, indicó Ulrika Jisland, portavoz del hospital Norra Alvsborgs Lanssjukhus.

El profesor, de 41 años, presenta un estado "grave pero estable", añadió.

Los policías hicieron dos disparos, alcanzando con una bala al atacante en la parte inferior del pecho. Después murió en el hospital.

El agresor ingresó a la escuela a través de una cafetería en el vestíbulo de la misma que está abierta al público, luego tocó en las puertas de dos salones y apuñaló a sus víctimas, señaló la policía.

Docenas de personas se reunieron el jueves por la noche ante la escuela para rendir homenaje a las víctimas. En el centro estudian unos 400 alumnos entre preescolar y secundaria.

___

NOTA DEL EDITOR: Se ha corregido la ortografía en el nombre de la escuela, a Kronan.