Detenido por narcotráfico un teniente del Ejército de Perú

Un teniente del Ejército fue detenido por la policía antidrogas el jueves tras ser acusado de recibir sobornos habituales de narcotraficantes para permitir la salida del país de avionetas cargadas con pasta básica de cocaína desde el valle del mundo donde se produce más coca.

Es el primer arresto de un oficial de las fuerzas armadas en al menos una década, dijo a The Associated Press el jefe de las fiscalías especializadas en casos de crimen organizado, Jorge Chávez Cotrina.

Hace una semana, una investigación de la AP informó que el transporte aéreo hacia Bolivia de más de una tonelada diaria de droga ocurre ante la mirada de los militares que controlan el amazónico valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) que abarca un área con una extensión similar a la de Irlanda, controlada por el ejército desde hace nueve años.

El teniente Wilmer Eduardo Delgado Ruíz fue detenido en las cercanías de la ciudad de Satipo, en el centro del país, después de haber sido convocado desde su base en el valle, informó Chávez.

"La información que yo tengo es que él estaba cobrando un monto de dinero por cada vuelo que salía del VRAEM", añadió.

Delgado habría recibido hasta 1.000 dólares por cada aterrizaje, según un breve comunicado en el sitio web de la fiscalía de la nación. El dinero se depositaba en la cuenta bancaria de un familiar cercano.

Chávez señaló que era demasiado pronto para saber si habría otras detenciones. La policía afirmó que desde el valle salen entre cuatro y cinco vuelos diarios cada uno con más de 300 kilos de pasta básica de cocaína.

Un piloto acusado de narcotráfico dijo a la AP que los comandantes militares locales cobran 10.000 dólares por cada vuelo. El piloto detalló que las avionetas aterrizan con no menos de medio millón de dólares para pagar la droga y las coimas.

Delgado Ruíz laboraba en la "base 79 Alto Comaina", una de las más de 30 que existen en el VRAEM donde los militares luchan contra los últimos batallones de Sendero Luminoso, que según el gobierno suman unos 60 efectivos.

Un alto oficial antidrogas indicó a la AP que Delgado era investigado desde inicios de 2015 en un trabajo conjunto con miembros de agencia antidrogas estadounidense DEA que incluyó el levantamiento del secreto bancario del teniente detenido. El agente antidrogas pidió no ser identificado porque la investigación sigue en curso.

Antes del reportaje de la AP la semana pasada, los fiscales y la policía dijeron que no había militares bajo investigación por tráfico de drogas. Después, el ministro de Defensa Jakke Valakivi anunció en conferencia de prensa que su ministerio y el mando militar abrirían una investigación conjunta.

Valakivi calificó de "tendencioso" el reportaje de la AP y el zar antidrogas Alberto Otárola comentó en una entrevista al diario La República que la investigación "irresponsablemente ofende la imagen del Perú".

Perú se convirtió en el primer productor mundial de cocaína en 2012 tras superar a Colombia.