Argentina: Candidatos cierran campaña antes de elecciones

El oficialista Daniel Scioli se definió como el garante de la "gobernabilidad y la estabilidad económica", mientras que Mauricio Macri prometió "unir a los argentinos" en un último intento por captar el voto de los indecisos a tres días de las elecciones generales que definirán el futuro de Argentina tras 12 años de kirchnerismo.

Las encuestas vaticinan un triunfo de Scioli, del gobernante Frente para la Victoria, pero difieren sobre si alcanzará el 40% de los votos y sacarle una diferencia de 10 puntos al conservador Mauricio Macri para evitar la segunda vuelta.

Scioli y Macri cerraron el jueves sus campañas antes de la veda electoral, oportunidad en la que el primero buscó presentarse como el heredero del proyecto político liderado por Cristina Fernández y el otro como su ruptura.

En el estadio cubierto Luna Park de Buenos Aires, el cantante venezolano Ricardo Montaner presentó a su amigo Scioli como "el próximo presidente de Argentina" y le dedicó la canción "El himno de la victoria" que le compuso para la campaña.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, de 58 años, le agradeció a la presidenta Fernández porque "el 10 de diciembre asumiremos en un país ordenado, desendeudado y con paz social".

Prometió que en caso de ganar subirá el mínimo imponible de ganancias sobre los ingresos a 30.000 pesos (3.100 dólares), medida largamente reclamada por los sindicatos y que favorecerá a medio millón de trabajadores y jubilados. También adelantó que en su gobierno los jubilados y los beneficiarios de planes sociales no pagarán IVA.

"Voy a ser la garantía de la gobernabilidad y la estabilidad económica... convoco a los indecisos y a los independientes porque yo sé que no son indiferentes. Yo les garantizo que esta será la victoria de la gran Argentina", dijo el postulante ante sus militantes.

No estuvo presente la mandataria, quien viajó a la provincia de Santa Cruz, donde vota.

Macri, del frente opositor Cambiemos, dijo en el estadio Orfeo de la provincia de Córdoba, a 800 kilómetros al norte de la capital, que a partir del 10 de diciembre, cuando asuma el nuevo gobierno "habrá un solo equipo. Basta de enfrentamientos, de divisiones, me comprometo a unir a los argentinos. Hemos pasado demasiados años enfrentados".

Adelantó que creará "dos millones de nuevos puestos de trabajo" como parte de su plan para alcanzar la "pobreza cero" en Argentina.

"Estamos a horas, a días, de cambiar la historia con nuestro voto", aseveró el saliente alcalde de Buenos Aires desde un escenario circular sobre el que daba vueltas para dirigirse a sus seguidores. Y pidió "a quienes eligieron otra opción antes que nos acompañen" porque "nosotros no estamos en contra de nadie sino a favor de nuestro futuro porque merecemos vivir mejor".

En tanto que Sergio Massa, un peronista disidente que figura tercero en las encuestas, destacó en su cierre de campaña que "si nos ponen en el balotaje, damos vuelta una página de la historia y se termina el kirchnerismo en la Argentina".