Ex zar petrolero venezolano niega acusación de corrupción

El ex ministro de Petróleo de Venezuela negó el jueves un artículo de un periódico estadounidense que señaló a ejecutivos de la petrolera estatal como el blanco de una investigación de Estados Unidos por supuestamente aceptar sobornos por cientos de millones de dólares.

Rafael Ramírez, que a la par de ministro se desempeñaba como presidente del monopolio estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), afirmó a través de su cuenta en la red social Twitter que las acusaciones son parte de una campaña de desprestigio en represalia por la recuperación de la riqueza petrolea del país que desarrolló el fallecido presidente Hugo Chávez.

"No nos perdonan la expulsión de las petroleras que saqueaban al pueblo, la derrota del sabotaje petrolero, ni que PDVSA sea bastión de Chávez", escribió Ramírez, quien en la actualidad funge como embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas.

El informe del Wall Street Journal divulgado el jueves y basado en fuentes anónimas y documentos policiales indicó que una firma consultora de un primo de Ramírez fue utilizada para exigir a empresas extranjeras el pago de cientos de millones de dólares a cambio de la adjudicación de contratos con PDVSA.

El gobierno de Venezuela aún no se ha pronunciado sobre el reporte.

"Esta nueva campaña nos quiere cobrar la recuperación y transformación revolucionaria de @PDVSA. Gracias a Chávez el petróleo es del pueblo", comentó Ramírez en otro mensaje.

Agregó que "hoy la infamia y la miseria de los enemigos del pueblo, arremeten con sus grandes medios contra mi nombre y contra el comandante Chávez".