China tomará control de chinos sospechosos en Filipinas

China invocó inmunidad diplomática para una pareja china sospechosa de haber matado a tiros a dos diplomáticos chinos y herido al cónsul general en el centro de las Filipinas, y los tomará bajo su control, afirmó un funcionario el jueves.

Un chino fue acusado de matar a los diplomáticos Sun Shan y Hui Li y de herir al cónsul general Song Ronghua el miércoles en un restaurante en la ciudad de Cebú, donde trabajaban en el consulado de Beijing. La policía dijo que el supuesto atacante es el marido de otra diplomática china que también ha sido detenida.

La cancillería en Manila dijo que Beijing ha invocado la inmunidad diplomática de la pareja china según la Convención de Viena de 1961 y un acuerdo bilateral del 2009 y ha pedido tomarlos bajo su control para que sean investigados y posiblemente juzgados en China.

El vocero de la cancillería, Charles José, dijo que el gobierno chino desea someterlos al proceso legal chino.

En Beijing, la portavoz de la cancillería Hua Chunying dijo que se investiga el motivo del ataque. "Nos sentimos profundamente perturbados por este incidente", dijo durante una sesión informativa regular.

La Convención de Viena de 1961 detalla las protecciones acordadas a los diplomáticos y personal de embajadas, incluso inmunidad de las leyes locales y procesos penales. China y Filipinas convinieron en 2009 un acuerdo que extiende dicha inmunidad a los diplomáticos consulares.

José dijo que funcionarios chinos y filipinos discuten la transferencia de los sospechosos que ocurrirá después que llegue un equipo de seguridad desde China. Los sospechosos están en manos de la policía filipina en Cebú, a 570 kilómetros (350 millas) al sur de Manila, a pedido de Beijing, agregó.

China ha insistido en el pasado de juzgar a sus ciudadanos acusados de crímenes en otros países. Un tribunal de Beijing sentenció a un chino a cadena perpetua por asesinar a su novia en Canadá. En 2011, un tribunal de Shanghai sentenció a 15 años de cárcel a un chino que admitió haber matado a un taxista en Auckland.

En el incidente del miércoles, las versiones iniciales no coincidieron en si el hombre o la mujer perpetró el ataque, pero José respaldó las conclusiones policiales --sobre la base de testimonios y cámaras de seguridad en el restaurante donde ocurrió-- que fue el marido quien efectuó los disparos.

Las víctimas y los atacantes asistían a un almuerzo de cumpleaños en una sala privada del restaurante Lighthouse cuando ocurrió el ataque, dijo el superintendente de policía, Prudencio Tom Banas.