Enfrentamientos en aniversario de grupo alemán antiislámico

La violencia estalló el lunes en Dresde, en el este de Alemania, luego de que el grupo alemán antiislámico PEGIDA realizó una marcha para celebrar su primer aniversario.

Los enfrentamientos surgieron cuando la policía intento separar a los manifestantes de extrema derecha de un grupo opositor que intentaba cerrarles el paso. Marko Laske, portavoz de la policía de la ciudad, dijo que una persona estaba hospitalizada y un manifestante opositor fue detenido.

Las autoridades de Dresde habían advertido previo al evento que no permitirían actos de violencia, ante la creciente preocupación en el país de que PEGIDA --siglas de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente-- se esté volviendo más radical.

Autoridades alemanas acusan al grupo de intentar sacar provecho al temor a los inmigrantes y al flujo sin precedente de refugiados que han llegado al país en los últimos meses.

Muchos de los manifestantes sostuvieron carteles con leyendas tales como "Los refugiados no son bienvenidos". Quienes hablaron en el evento, tocaron el tema migratorio y comenzaron cánticos de "envíenlos de regreso".

La máxima autoridad alemana advirtió que grupos tales como PEGIDA trazaban un camino a la violencia y citó un notable incremento de ataques contra los refugios este año y un atentado con un cuchillo el fin de semana pasado en contra de uno de los principales candidatos a la alcaldía de Colonia. El atacante dijo a la policía que fue motivado por posturas propias en contra de los extranjeros.

El ministro del Interior, Thomas de Maiziere, dijo a la radiodifusora pública ARD, que los servicios locales de inteligencia monitoreaban a PEGIDA y definió a sus líderes como "derechistas extremistas".

La manifestación del lunes atrajo a una mayor audiencia que la semana anterior, con casi 9.000 integrantes. Los organizadores aseguran que hubo una asistencia de casi 40.000 personas.

____

Geir Moulson en Berlín contribuyó a este despacho.