Máxima alerta por lluvias en el norte chileno

Las autoridades de emergencia chilenas decretaron el alerta máxima por las lluvias esperadas el lunes en la norteña región de Coquimbo, que se recupera de los efectos del tsunami que el 16 de septiembre siguió a un terremoto de magnitud 8,3.

Coquimbo resultó con su puerto prácticamente destruido y centenares de pescadores perdieron sus botes.

La Dirección Meteorológica de Chile pronosticó que "se esperan precipitaciones y hay una probabilidad de tormenta eléctrica durante la mañana", en una franja de 1.000 kilómetros de los 4.000 que tiene el angosto y largo territorio nacional.

Inusuales lluvias en el desértico norte en marzo se convirtieron en aluviones que atravesaron el centro de varias ciudades y pueblos, dejaron a su paso destrucción y una veintena de muertos.

En esta ocasión las mayores precipitaciones y vientos se esperan para la región de Atacama, 800 kilómetros al norte de Santiago, donde se suspendieron las clases para que los niños permanezcan en sus hogares.

La declaración de alerta roja, que es la máxima que se considera en este país, permite movilizar sin mayor burocracia todos los recursos necesarios para enfrentar la emergencia y resguardar a la población.