Dominicana: detienen a supuesto proxeneta alemán

Agentes policiales detuvieron a un ciudadano alemán propietario de un bar donde presuntamente eran prostituidas más de 30 mujeres en una zona turística del norte de República Dominicana, informó el martes la Procuraduría General.

El detenido es Peter Jensen de 48 años y propietario del club Passion's en el pueblo turístico de Sosúa, 225 kilómetros al norte de la capital. Los agentes también detuvieron a la dominicana María Rodríguez, quien administraba el local.

El bar fue allanado y clausurado por la fiscalía Puerto Plata, donde se encuentra Sosúa, y la recién creada procuraduría contra la trata de personas y el tráfico de migrantes, explicó su titular Jonathan Baró.

En el allanamiento fueron rescatadas 32 mujeres que presuntamente eran prostituidas.

Aunque las leyes dominicanas no prohíben que una persona se prostituya sí tipifican como crimen la explotación sexual de otra persona y establecen penas de 15 a 20 años de cárcel para los proxenetas y sus cómplices.

A principios de mayo, otros dos alemanes fueron detenidos por administrar otro bar en Sosúa, conocido como Caribbean Men's Paradise, donde presuntamente eran prostituidas al menos 33 mujeres, entre ellas una menor de edad.

De acuerdo con un estudio de la organización Tú Mujer y el Fondo de Naciones Unidas para la Población difundido este año, República Dominicana ocupa el cuarto lugar a nivel mundial como país de origen de mujeres que son prostituidas en otras naciones.

Como una forma de combatir la trata de personas y la explotación sexual, el procurador general, Francisco Domínguez, anunció este año que las autoridades arrestarán a los clientes de las prostitutas y los procesarán como cómplices de los proxenetas.

Desde el comienzo de la campaña sólo tres turistas estadounidenses e igual número de austriacos han sido detenidos cuando trataban de contratar los servicios de prostitutas. Los seis hombres fueron liberados horas después sin cargos y con una advertencia para que no lo volvieran a hacer, detalló Baró.