EEUU apoyará prohibir los envíos de baterías en aviones

El riesgo de incendios incontrolables está impulsando a las autoridades estadounidenses a respaldar una propuesta de prohibición internacional a los envíos de baterías de litio recargables en el compartimiento de carga de las aerolíneas de pasajeros.

"Creemos que el riesgo es inmediato y urgente", dijo Angela Stubblefield, funcionaria de seguridad de materiales peligrosos de la Administración Federal de Aviación (FAA), en una reunión pública el jueves. Mencionó investigaciones que muestran que las baterías pueden provocar explosiones e incendios capaces de destruir un avión.

Miles de millones de las baterías de iones de litio son utilizadas para suministrarle energía a productos electrónicos para el consumidor, desde teléfonos celulares y laptops hasta herramientas eléctricas y cepillos de dientes. Con frecuencia, decenas de miles de las baterías suelen ser transportadas en un solo avión.

Exámenes de la FAA muestran que incluso un pequeño número de baterías sobrecalentadas emiten gases que pueden provocar explosiones e incendios que los actuales sistemas de supresión de fuegos no tienen la capacidad de evitar. Las aerolíneas que ingresan y salen de Estados Unidos transportan 26 millones de pasajeros al año, dijo Stubblefield.

La reunión del jueves fue convocada para analizar qué posición adoptará Estados Unidos en torno al asunto en una reunión internacional sobre seguridad en la aviación a realizarse próximamente. La Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO), un panel de la ONU, analizará la cuestión de la seguridad de los envíos de baterías en una reunión en Montreal más adelante este mes. La ICAO emite estándares de seguridad en la aviación global, pero depende de cada país si los aplican o no.

El anuncio del gobierno representa la primera ocasión en que Estados Unidos adopta una posición formal en torno al asunto de si se prohíben los envíos de baterías, y es especialmente importante porque este país tiene más influencia en la ICAO que cualquier otra nación.

Sin embargo, el Congreso le ha prohibido a la FAA que actúe por su cuenta para prohibir los envíos en vuelos a Estados Unidos. Una ley de 2012 dice que el gobierno no puede emitir regulaciones relacionadas con envíos de baterías de iones de litio que sean más estrictas que los estándares de la ICAO a menos que los investigadores de accidentes puedan demostrar que un avión fue destruido por un incendio provocado por las baterías.

Los investigadores dicen que eso es casi imposible de lograr, ya que los incendios suelen destruir la evidencia necesaria para alcanzar una determinación así. Se sospecha que las baterías de litio fueron las causantes de la destrucción de tres aviones de carga, lo que derivó en la muerte de cuatro pilotos.

Como resultado de las pruebas de la FAA, más de una decena de aerolíneas han dejado de aceptar envíos de baterías y cantidades grandes de baterías agrupadas. La ICAO también envió un boletín a las líneas aéreas a mediados de este año, exhortándolas a efectuar evaluaciones de seguridad de sus operaciones de carga para determinar si pueden manejar con seguridad este tipo de envíos.

___

Joan Lowy está en Twitter como http://www.twitter.com/AP_Joan_Lowy