Mundial: Uruguay gana 2-0 a Bolivia

Uruguay tuvo un comienzo soñado a la eliminatoria mundialista, al ganar por primera vez en la altura de La Paz e imponerse el jueves 2-0 a una débil Bolivia.

Martín Cáceres abrió el camino para la victoria uruguaya a los 10 minutos y el capitán Diego Godín marcó el gol que dio tranquilidad a los 69, cuando los bolivianos eran un vendaval.

Los charrúas no sintieron la ausencia de sus goleadores Luis Suárez y Edinson Cavani, ambos suspendidos para las primeras fechas de la eliminatoria sudamericana rumbo al Mundial de 2018.

"No imaginamos (un triunfo), teníamos la esperanza y la ilusión sabiendo que jugar en La Paz es difícil, tenemos derecho a estar felices", dijo el asistente técnico Celso Otero, quien dirigió a la Celeste desde la cancha.

El timonel Oscar Tabárez siguió el partido desde un palco en el cuarto piso del estadio Hernando Siles debido a una sanción anterior

Uruguay no se metió atrás, colocó dos líneas de cuatro y atacó con salidas rápidas y juego aéreo, su principal arma de ataque. Encontró mejores espacios por las bandas ante una débil defensa boliviana y por ahí halló el camino al gol.

A los dos minutos de iniciado el partido, Abel Hernández remató de cabeza ante un centro de Christian Stuani, y el portero Daniel Vaca salvó tirando el balón al córner.

Ocho minutos después, Hernández mandó otro remate de cabeza tras un centro largo que Vaca soltó y desde atrás llegó Cáceres para empujarla al fondo del arco y marcar el primer tanto. La defensa quedó parada.

Tras el gol Uruguay administró el juego y bajó la intensidad, pero Bolivia se volcó a presionar con ataques más intensos y tiros de media distancia, su mejor arma, pero encontró bien parado a Fernando Muslera quien salvó su portería en varias ocasiones.

"Tuvimos muchas oportunidades de gol, pero me siento tranquilo por la entrega del equipo. Cuesta empezar y hay que seguir adelante", dijo el técnico de Bolivia, Julio César Baldivieso.

Yasmani Duk ganó un mano a mano a Godín y su disparo se estrelló en el travesaño en la oportunidad más clara para los bolivianos.

En el complemento Uruguay sintió el trajín, bajó la presión y comenzó a sufrir el partido ante una Bolivia que se ordenó mejor en el medio y presionó más con ataques punzantes.

Cuando más atacaban los bolivianos un tiro libre desde la izquierda servido por Carlos Sánchez encontró la cabeza de Godín, que la empujó al fondo ante una salida en falso del portero Vaca.

La expulsión de Jair Torrico por doble amarilla restó fuerza en ataque boliviano.

El segundo gol dio la tranquilidad que los uruguayos esperaban y comenzaron a manejar los hilos del partido ante los nervios de los bolivianos.

Uruguay recibe el martes a Colombia, y Bolivia visita a Ecuador.

Bolivia llegó a las eliminatorias con muchos problemas y convocó a un equipo joven y desconocido de jugadores del torneo local.

El equipo había despertado expectativas en la hinchada. Más de 30.000 seguidores se dieron cita en el estadio paceño, uno de ellos fue el presidente Evo Morales, fanático del fútbol.